Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
P I L L O S

25/04/2016.

La práctica del fraude fiscal está proliferando tanto que ha terminado por convertirse en algo banal, aceptable y casi rutinario». Texto; ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Que pueden caer hasta simpáticos, aunque se hayan dedicado a robarnos a todos nosotros, en conceptos achacables a la sanidad, la educación, la cobertura social públicas, naturalmente, porque “les daba la gana” como espetaba enfurruñado y altivo un tal Bertín Osborne, aunque no supieran por qué había las firmas propias donde no debieran, según versión del ex ministro Soria, mareando la perdiz, tirios y troyanos, perillanes y tunantes, entre si lo que era legal o no, que hay que compatibilizar o no, para condenar o no, ¡vaya lío!, como para que todo pase como si no hubiera pasado nada, con tantos miles de millones escamoteados a la inmensa mayoría de los españolitos, por catetos, por pacatos, por pobrecitos, como para ¡qué tampoco nos importe demasiado!, si entendemos que quién ha pagado fielmente al fisco es porque no ha podido burlarlo, que si la envidia fuera tiña la de tiñosos . . .

Tal y como afirmaba la tal Esperanza Aguirre, con la mayor desvergüenza posible, tanta como para ser repudiada por la población que, sin embargo, todavía la aplaude y comprende, ¿o no?, por haber dicho que si ella “no fuera política ¿?, intentaría defraudar lo más posible”, porque, prosigue, ella cree que donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los contribuyentes: ¡Brillante! Y miserable . . .

Porque supongo que la tal señora Aguirre se referirá a quienes puedan meter dinero en sus bolsillos . . . ¿a finales de mes, a mediados, a principios? . . . aunque nos toque a todos, a los ricos y a los pobres . . . pagar los impuestos indirectos cuando se compra . . .la leche, el pan, la cocacola, la entrada al cine . . . mientras los golfos adinerados se inventan “la legalidad de quedarse con todo lo suyo más los intereses, y al resto que nos vayan dando”, ¡y olé!, aún con el aplauso y el voto de tantos y tantos ¿clientes, ilusos, interesados, cómplices, facinerosos d ea granel . . .?

Con la idea de que todo en quede en agua de borrajas, como si no fuera para tanto, con nuestro ¿consentimiento, resignación . . . cobardía, amoralidad . . .?

Hasta lo inimaginable, no ya de impostura sino de desfachatez e indecencia, como para que el lastre sea demasiado penoso y pesado.

Con esta ristra de golfos, inacabable, fuera del alcance de los comunes mortales.

Mientras se ventilan cifras que marean y consolidan la desigualdad más insoportable. Cuando resulta que un tal González, expresidente de Madrid, que nos explica cómo pagó más de 700.000 euros por un ático, una fortuna por una vivienda, como si fuera aceptable esa barbaridad, a la vez que se ovacionan a archimillonarios corriendo tras un balón para introducirlo al fondo de las redes, y nos vamos sometiendo y aceptando esa indecente desigualdad que irá consagrando la sumisión complaciente de los más a los menos, ricos, millonarios, golfos y perillanes, ladrones de guante blanco, onerosos traficantes de offshores que dan más y más dinero, sin apoquinar lo debido a su patria que tanto bendicen, los pillos de cuello duro y moral laxa . . . para lo suyo, junto a los suyos, como para que luego no se den por enterados y aguanten a regularizar sus golferías en amnistías fiscales puestas a su servicio.

Y se expliquen tomándonos por gilipollas, atentos a seguir sirviendo a estos amos y señores . . . como si no fuera para tanto que nos vayan birlando birlando la dignidad y los dineros.

 

Madrid abril – 2.016

2598126 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO