Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
M A C H I S M O X I V
«¿Soy una mujer o una coartada?»

26/04/2016.

Me comentaron el otro día que en un Instituto de Madrid algunas alumnas cobran 1,50 euros por «mamada». Naturalmente la reacción inmediata suele ser la carcajada, la risa, el guiño cómplice, pensando en ¿lo cerda, puta, arrastrada . . . y demás adjetivos similares? que puede llegar a ser la «mamadora», quedando libre de todo comentario o reacción negativos los «mamados», porque, al cabo, son los que pagan Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Y seguirán las risotadas marcando muy bien los roles, los sobreentendidos y los relajos para los machos y los dedos señaladores para las hembras pecadoras. . .

En los hoteles al servicio del turismo que nos augura una temporada sine die viento en popa, el precio, normalmente en seminegro, por cama hecha ronda los 20 céntimos. En una inmensa mayoría de las ocasiones son las mujeres las encargadas de tal trabajo.

En la feria de Sevilla, en numerosas casetas, limpiar la mierda acumulada a lo largo de la jornada festera se paga a razón de 3,50 euros, la hora, Asímismo siendo una labor realizada preferentemente por mujeres.

Sin que nos llegue a molestar mucho estas dedicaciones ¿femeninas?, fuera del circuito laboral.

Jugándose literalmente la vida “miles de mujeres, casi un millón, se han sumado a la campaña “My Stealthy freedom” para reivindicar el derecho a llevar, o no, el velo islámico, obligatorio en Irán desde 1.979, compartiendo su imagen sin él en Internet. Nada que ver con las fotos de las estomagantes ninis multimillonarias que se autopromocionan ligeras de ropa para reivindicar . . . nada”.

Aún recuerdo, como una imagen impactante e imborrable, el recurso de mi madre a “un moquero”, usado y sucio, de mi padre, se había dejado su velo en casa, para colocárselo encima de la cabeza y poder entrar a oír misa . . . como dios mandaba . . . y los curas y demás ordenaban, y yo siendo un niño sin entender nada. Y jamás la Iglesia pidió perdón a mi madre por esa humillación. Y mi madre entró en el templo de dios junto a su familia, sencillamente “marcada” con su moquero en todo lo alto de la permanente.

“La policía británica ha pedido disculpas e indemnizado a siete mujeres que mantuvieron relaciones con agentes infiltrados en los grupos de activismo político en los que ellas militaban”. Sucedía esto en la Inglaterra de los años 1.980 al 2.000.

 

    Torre del Mar abril – 2.016

2461890 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO