Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
Llegar a fin de mes, la épica de las familias

09/12/2007.

La mayoría de la población está obligada a hacer malabarismos para afrontar los gastos fijos. Algunos trabajadores salvan las estrecheces a través de horas extras y la ayuda de allegados. El ingreso medio se queda en 700 euros

Llegar a fin de mes,la épica de la familia.

Llegar a fin de mes,la épica de la familia.

LUCAS MARTÍN. MÁLAGA A pesar de lo que dicen las estadísticas, de que únicamente dos de cada diez ciudadanos viven por debajo del umbral de la miseria, la sensación de bienestar cobra en estos días tintes ilusorios. Las subidas del precio de la gasolina y de los alimentos básicos, junto al estancamiento de los sueldos y el disparate de las hipotecas han terminado por sofocar la economía de la mayoría de los ciudadanos. Según los últimos datos, compilados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), más del sesenta por ciento de la población tiene que hacer malabarismos para llegar a fin de mes y la frontera de los mil euros resulta difícilmente franqueable.
Los datos no admiten distanciamientos ni lenitivos argumentales. La precariedad parece haber ampliado su rostro y ya no se presenta exclusivamente en formas harapientas. Está en las plazas públicas, en las universidades, en el rostro que mira el escaparate o baraja miles de ofertas en el supermercado. Lo dicen las estadísticas. Precarios somos casi todos.
De acuerdo con el INE, el ingreso medio del trabajador español no rebasa los setecientos euros al mes, pese a haber experimentado un crecimiento de seis puntos en el último año. Tampoco pinta mejor la cosa para las familias, que como promedio, cuentan con 1.953 euros para atender las necesidades mensuales de sus miembros. Por debajo incluso de ese rasero está la casa de Manuel Gallego, un malagueño de 39 años que se rompe el lomo desde el primer clarín para alimentar a su esposa y a sus dos hijos pequeños.Empleado en la construcción y reforma de locales comerciales, Gallego recibe unos emolumentos que apenas superan los mil euros. La hipoteca le devora de una tacada más del ochenta por ciento del sueldo. Luego viene lo de siempre, la comida, la ropa para los niños, el recibo de la luz, el agua, el teléfono móvil y el seguro del coche. Nada de fiestas, nada de restaurantes y las vacaciones como una ficción amarga, inalcanzable. "En dos años me han subido la hipoteca doscientos euros. ¿Hay derecho a eso?", señala.
La situación de Gallego es compartida por numerosas personas en la provincia, donde más de 87.000 familias conviven con un único salario, asegura el Instituto Andaluz de Estudios Financieros (IAEF). Todas ellas deberán hacer frente este año al incremento de la cesta de la compra, que agravará los gastos mensuales entre 120 y 160 euros. Una coyuntura que obliga a buscar alternativas o pequeños suplementos.
En el caso de Gallego, la supervivencia se vende cara y la única salida posible son las horas extras. Eso y la colaboración de la familia. "Mi mujer y mis hijos comen todos los días con mi suegra, a la que le estoy muy agradecido", reseña.
Los presupuestos familiares, medidos y dilatados hasta el límite,
no están para muchas sorpresas. Los gastos imprevistos pueden poner en jaque la estabilidad de miles de hogares. Meses como septiembre, en el que la adquisición del material escolar coincide con el consumo ordinario, dejan un déficit de más de seiscientos euros por domicilio, informa de nuevo el IAEF. Gallego dice que si tuviera que afrontar nuevos recortes, su situación se tornaría harto complicada. "Menos mal que mi jefe me paga la gasolina en los desplazamientos laborales", puntualiza.
Las estrategias de Gallego son compartidas por buena parte de la población, con independencia de sus circunstancias familiares. Ni siquiera los que optan por vivir sin compañía pueden sacar pecho a final de mes. Poco más de novecientos euros, son sus ingresos medios. Para colmo, la mitad de los malagueños no puede conciliar la vida familiar y el trabajo. Bendito primer mundo, decían.

2436111 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO