Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
M E S O R P R E N D E . . .

05/05/2016.

Dice Donald Trump que «la política exterior de un país será: sus intereses, no sus ideales». Y luego sorprende la tranquilidad con la que el mundo asiste a la posibilidad de que un individuo como Trump pueda llegar a presidir la primera potencia mundial Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Decía ayer Manuel Arroyo Stephens que “es asombroso que los votantes españoles voten a chulos y corruptos”, en respuesta a esos sondeos que coinciden en que probablemente el PP vuelva a ser el partido más votado.

A pesar de que la podredumbre inmoral y corrupta sigue floreciendo sin que parezca que importe demasiado el tufo que debería ir asfixiándonos.

Para ir concluyendo, el tal Manuel Arroyo, afirma que esa posibilidad le produce “rabia y tristeza”. Coincidente tal afirmación con la mía propia.

Porque uno ya no sabe cómo ponerse, cómo reaccionar, mientras no cesan nuevos casos de corrupción indeseable y execrable, de todos los tipos imaginables, con muchos de estos casos crecidos al rebufo, al amparo, en el seno del PP, y también de otros partidos de larga trayectoria, sin que la indignación popular arañe mucho la desfachatez de estas formaciones políticas, encabezadas y conviene recordarlo muy mucho por el partido del PP.

Porque, precisamente, la clave se ha de encontrar en la insistencia de quienes no estamos dispuestos a tolerar “la vergonzante evasión de responsabilidades”, en un alarde de “tancredismo” culpable y cómplice de quienes eluden sus “responsabilidades in vigilando”, negándose a reconocer, siquiera, que esos granujas se hicieron ricos “prosperando dentro del PP, . . . y del PSOE, . . . y de CIU. . .”, mientras se practica la demonización de la “izquierda extrema”, cómo única y condenable culpable, mientras se continúa disimulando y manteniendo el pesebre de quienes “saben” que va a seguir votando a los golfos que se lo han ido llevando crudo, lo que no era suyo, lo que era de todos nosotros, y . . . “han ido regalando favores, atemorizando a los clientes, al rescoldo de la picaresca que hace tanta gracia y que a menudo proporciona pingües réditos”, porque todo se perdona y absuelve si se promete ¿no volver a hacerlo?.

Mientras el nubarrón de la indecencia moral, social y política promete instalarse . . .¿de nuevo?, en nombre de ¿la estabilidad?, ¿a dos, a tres . . . bandas?. Cuando se ve venir que todo volverá a ser exageradamente parecido a como era hasta hace, mientras la desigualdad crecía y . . . crece, y ya es un abismo . . . insalvable.

 

Torre del Mar mayo – 2.016

2434767 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO