Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
Héroes anónimos

09/06/2016.

N o me costó mucho decirle que sí a Juan Jesús Martín cuando me propuso que me implica- ra en la organización de los actos del 40º Aniversario de la Asociación de Vecinos de El Palo. Me pidió solo unos textos, y poco a poco, me convenció para más. Gracias por convencerme Texto. Francisco Paniagua. Profesor de periodismo

Primero, porque he podido conocer la verdadera
intrahistoria de del derribo del llamado “muro de la
vergüenza” que separaba la calle Calvario,en Las
Cuevas, de Miraflores de El Palo. Ya con eso me ha
merecido la pena. Yo era un niño, cuando en abril de
1983 se echó abajo. Pero no conocía la historia que
pude escuchar del propio protagonista, Antonio Mo-
rales, que tuvo que ir a juicio y asumir una multa de
300.000 pesetas por derribar el muro por su cuenta.
Una historia que bien merece un reportaje para con-
tar cómo fueron aquellos años.
Segundo, porque escribir unas líneas sobre Los
Corralones en los que viví mis primeros años o Las
Cuevas, donde viví hasta que cumplí los 21, ha sido
como ver por el retrovisor toda mi vida. Recordar de
dónde vengo -no es que se me haya olvidado nunca-
y sentirme orgulloso de ello. Me ha dado fuerza para
seguir luchando.
Hacer el recorrido por la exposición que estos días
se expone en la sede de la Asociación de Vecinos de
El Palo, me ha traído a la memoria aquel ambulato-
rio en la zona de la Avenida de la Estación. Hoy en el
barrio hay un gran Centro de Salud, aunque se ha
quedado pequeño. Ver las fotos del tubo de Casa Pe-
dro me hizo recordar las tardes que pasé allí pescan-
do. Escuchar la canción de “Los niños queremos un
parque” me trasladó al primer día que visité el Par-
que de Playa Virginia. Y así en cada panel. ¡Cómo ha
cambiado el barrio!, y mucho se lo debemos a esos
héroes anónimos del movimiento vecinal.
Estos días, al escribir esas líneas o al hablar con
los vecinos, he recordado muchas conversaciones (y
discusiones) con mi padre sobre el barrio.
Y he podido, además, darme cuenta de la verdade-
ra herencia que me dejó: la importancia de saber de
dónde vienes y de luchar por lo que quieres y para
que los que vienen detrás vivan mejor. Nunca lo olvi-
daré.

2665460 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO