Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
EL GRANO DE TRIGO

22/06/2016.

El grano de trigo, mínimo, bruñido de bronce y salvado, cofre de harina blanca, purísima; el grano de trigo que como dice el viejo dicho castellano: «El grano no hace granero pero ayuda al compañero», grano a grano haciendo granero, al cabo, concebido para ser volteado, al aire, para separar el grano de la paja, apilando montañas de oro viejo, colinas asentadas sobre las eras, apaciguados los granos de trigo, a la sombra del trillo puesto a dormir en el tiempo perdido. fuente. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

aventado el sudor y el empeño por haber logrado el pan del futuro, desde tiempo inmemorial, desde cuando la piedra golpeaba a la piedra hasta romper los granos y poder llegar a amasar la harina, desangrada, prístina, como alimento fermentado o no, pan de trigo, con o sin salvado, pan de dios, pan que se besa, , pan que ha aliviado hambrunas, ha surtido navegaciones a ultramar, con alforjas, talegas, sacos y sacas de panes de telera, de mendrugos de hogazas de pan moreno, de migas candeales y cortezas rudas y rústicas, para sopas de leche, de pan, para migas de madrugada, de pastores y labriegos, para untar en los ranchos compartidos, de los guisos de amor familiar, de cocina de lumbre, el pan hecho de grano y grano, desperdigados millones de granos . . . para ser espigados, para poder germinar sobre caminos y roderas, para llegar el grano recolectado al molino sempiterno, taciturno, cansino, bajo el canto sordo y consistente del velamen sujeto a las aspas hasta convertirse en brazos de gigantes amenazadores, a la vista de don Quijote, el caballero andante que creyó enfrentarse a malandrines que parecían molinos, mientras las piedras molineras no cesan . . . como para no dar por desperdiciados ningún grano que fuera a ser triturado para soltar su carga candeal, a pesar de cuantos se perdieron, en el olvido y la germinación estéril, para terminar, al cabo, grano a grano, hasta ser capaces de suministrar el bocado crujiente sobre mantel de lino, y también pan de varios días para el almuerzo campero de braceros y jornaleros, para acompañar la comida en familia, a diario.

Y entonces y por eso mismo el grano de trigo se siente humilde, tanto como insustituible.

Como cuando nosotros también asumimos nuestra insignificancia, desde su responsabilidad cotidiana, desde sus logros o fracasos particulares, para llegar a mejorar el mundo, o sencillamente para soñar con ello, hasta llegar a sentirnos imprescindibles, después de todo, voto a voto, grano a grano, hasta hacernos invencibles, siquiera en el intento de dar una oportunidad a la aventura de participar, grano a grano, voto a voto, . . . “que ayude al compañero”.

Porque somos tan poquita cosa, así tomada de uno en uno, que no podemos dejar de sentirnos muy poderosos cuando un voto más otro voto y más otro y más otro . . . lograrán hacer . . . granero.

 

Torre del Mundo junio – 2.016

2434739 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO