Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Amigo deslumbra en su concierto

19/09/2016.

* El sevillano demostró ser una de las páginas de la guitarra flamenca más enjundiosa del repertorio del siglo XXI •* Tiene el mérito de afinar la guitarra de manera que pueda producir con exactitud los sonidos que le son propios Texto. Manuel Martín Martín

La presencia de Vicente Amigo se ha impuesto en la Bienal por su certidumbre admirable. Ha combinado el dominio técnico y una exquisita sensibilidad confirmando no ya que sus composiciones son toda una explosión impresionista de las pulsaciones sentimentales del autor, sino que es sin duda una de las páginas de la guitarra flamenca más transparente y enjundiosa de todo el repertorio del siglo XXI.

La principal dificultad técnica que vislumbramos en el guitarrista de Guadalcanal es que mezcla una prodigiosa velocidad de ejecución con el golpeo, aunque poniendo además en juego grandes dosis de ternura. Pero como lo que propone es flamenco, flamenco, sus temas -su taranta de entrada con soleá, por ejemplo- se acogen cual fuego interpretativo imprescindible para hacer vivir plenamente una música tan cálida como exige lo jondo, lo que explica que no sucumba ante la pasión de los palos ni menos aún dejar al lado el sentimiento personal.

Cuando se abrazó a los tangos quemó, ya que su timbre es bastante personal y hay una abundancia evidente de colores en su ejecución. Y si su propuesta sigue convenciendo al exigente y concitando el interés del público, no es sólo por el sonido alegre que le saca al instrumento, sino porque elabora piezas de una calidad compositiva casi sobrenatural, como las bulerías lentas para la voz de Rafael de Utrera, que junto al ritmo frenético que en el siguiente tema imprimió, las convierten en ineludibles virtudes de Vicente Amigo.

Se mostró jocoso con el público haciendo publicidad de su próximo disco, y para mostrar sus habilidades como solista, nos regaló la seguiriya y la soleá ('Sevilla') que lo contienen, a más de unas bulerías ligeras en continuo diálogo con los componentes de su grupo, a los que extrajo logros sorprendentes, pues las exigencias técnicas y expresivas quedaron constatadas en la exposición del tema, su desarrollo y hasta en su reexposición, comunicando al oyente una sensación anímica que anuncia ya el desarrollo posterior, lo que explica que al aire de rumbas convirtiera su música en la mejor forma de expresión de la emoción humana.

Mismamente, hay que señalar de Vicente Amigo su digitación, pulcra en el orden, en el tiempo musical y en el sonido, que es transparente hasta lastimar, lo que nos indica por qué no hay persuasión más eficaz en la música que la limpidez de una falseta, un rasgueo o un alzapúa, a más del modo de afinar la guitarra, y lo escribo porque Amigo tiene el gran mérito de afinar la guitarra de manera que pueda producir con exactitud los sonidos que le son propios.

Disfrutamos, por tanto, con el concierto del sevillano criado en Córdoba porque en la Bienal ha entregado los variados efectos de colorido y expresión de su atractivo concierto, dentro, claro está, de un marco escénico muy bien dosificado y en el que pudimos apreciar las cualidades de un artista único, pues a su consolidadísima técnica une personalidad carente de desbordes innecesarios, una impresionante concentración y una profunda comunicación, con temas que se fueron desarrollando con una pasmosa seguridad, sin nerviosismos y con, al mismo tiempo, un claro placer, como el que provocó en las bulerías de El Choro y la soleá de Charamusco a ritmo de Rafael de Utrera.

Sevilla entendió, pues, que había estado ante un genio con un consumado manejo de la guitarra y una experiencia compositiva impresionante, uno de los músicos más importantes de la actualidad que a nivel guitarrístico es realmente deslumbrante. Y si decimos esto es porque en el manejo de la masa sonora nunca jamás Vicente Amigo se esforzó en demostrarnos cuán grande es. ¿Hay quién lo iguale? Va a ser que no. Palmas por bulerías para el maestro

2577116 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO