Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
L O S P A L M E R O S

18/11/2016.

Que palmean o palmotean, sin rubor, a ritmo, al compás exacto, a la espera de la señal que indique que . . . ¡ya!. Los palmeros imprescindibles, que diría mi abuelo, estómagos agradecidos, por resultar correspondidos desde arriba, muy arriba, desde las élites que, precisamente, han de auto fortalecerse palmeando con ganas Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Ayer su Majestad, el rey de España, discurseó y de paso "dio por inaugurada la Legislatura actual", en sede parlamentario, por supuesto, en nombre de la Jefatura de Estado que ostenta, desde luego, para culminar el protocolo institucional con un aplauso cerrado de sus Señorías . . . muy institucionales, valga la redundancia, por más de los dos minutos, mientras una porción significativa permanecía, respetuosa pero sin aplaudir.

Y claro, los palmeros señalaron a los no aplaudidores, como poco corteses, mal educados . . . sin que a nadie se le ocurriera pensar que podía tratarse de una posición política.

Y probablemente, el señor Rey lo hizo bien, no se salió de sus atribuciones, con muy buenas intenciones en sus frases de rigor, muy correctas, sin salirse de decir algo no diciendo casi nada.

Pasando de puntillas sobre la situación, apuntando aquí y allí, sin molestar demasiado, con frases muy de recibo sobre la hedionda corrupción, llamando a la regeneración, invocando al bienestar social, la cohesión social, . . .aunque hubo algún pasaje poco entendible, como cuando habló de la "generosidad que resolvió el bloqueo político", pero ¿de qué generosidad está hablando?.

Vaya uno a saber si al final la ovación estuvo muy fundamentada, cuando se trata de hacer piña y cuidar a las élites asentadas, mientras se señala y haza . . . por ejemplo, que no se trate de plantear "la legitimidad de la instalación de La Corona", haciendo como que no se ve . . . "la bandera republicana que mostraba, arriba del hemiciclo, el senador por IU, Iñaki Bernal. O tampoco la camiseta que vestía Diego Cañamero con Podemos y que rezaba : "Yo no voté a ningún rey".

Pero ya se sabe que hay que mantener el chiringuito sin muchos experimentos, aunque se trate d eaplicar, incluso, la democracia también para la Jefatura de Estado.

Pero ya se sabe, el aplauso cerrado era de rigor. Los palmeros se comportaron y no pararon hasta que que se indicó : Basta ya, y ahora . . . al "Saluda".

Y así todos tan satisfechos.

Mientras se indica que el PP está tanteando al PNV para ver si le apoya en los presupuestos.

Asegurando que le va a salir caro al PP el posible apoyo del PNV, a razón, se calcula, de 1.000 millones de euros.

Y ya se sabe, puro mercadeo, sin entrar en el fondo de los Presupuestos. Puro y rijoso regateo.

Y tal vez por eso mismo, los constitucionalistas tan pagados de sí mismos y de sus palmeros, ovacionaban cerradamente a su Jefe que les va asegurar que podrán seguir con sus cambalaches mezquinos y farisaicos.

Y si algo falla pues se comenta aquello de "Me equivoqué. Pido perdón y no se volverá a repetir", y a seguir con la cantinela que rinde bien.

 

Torre del Mar noviembre – 2.016

2434739 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO