Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias del Barrio
Marengos y camperos

21/01/2008.

La romería al Monte de San Antón congrega a unas 5.000 personas y exige al Ayuntamiento que escriture el suelo

Esparcimiento. Los romeros ocuparon tres zonas del Lagarillo Blanco, con unas preciosas vistas.

Esparcimiento. Los romeros ocuparon tres zonas del Lagarillo Blanco, con unas preciosas vistas.

»LAGARILLO, un parque para Málaga. Escritura, alcalde». Carteles con esta leyenda situados en lugares estratégicos dieron la bienvenida ayer a las casi 5.000 personas que subieron en romería al Monte de San Antón. No se procesiona ningún santo, ni se venera ninguna imagen mariana en una capilla en la cima. Es una romería despojada de signos religiosos que fomenta la convivencia, la amistad, el conocerse mejor, entre los vecinos de la barriada.

Así lo describía el presidente de la asociación de vecinos de El Palo, Santiago González, una persona comprometida con su entorno; de ahí que tenga proyectos ilusionantes para una barriada que no pierde su sabor a pueblo. «El Palo tiene la suerte de tener el mar y el monte al lado», comenta el presidente del movimiento vecinal. Los paleños, marengos por naturaleza, se convierten una vez al año en camperos para disfrutar juntos de una jornada de asueto con el Mediterráneo como telón de fondo.

Todos los años la romería tiene un carácter reivindicativo o solidario. En esta ocasión es la petición al Ayuntamiento de Málaga para que escriture de una vez esa zona suroeste del Monte de San Antón, conocida por Lagarillo Blanco, y la convierta en parque público, «que podría ser una de las puertas de acceso al parque natural de Los Montes», sugiere Santiago González. Así, el suelo escaparía de la presión urbanística -actualmente sólo está autorizada la construcción hasta la cota 250- y se transformaría en un lugar público en plena naturaleza para disfrute de los ciudadanos. Con esa intención cedió el suelo la constructora propietaria de los terrenos.

Tres zonas de acampada

En esta romería, que retomó la asociación de vecinos en 1981, se involucran los colectivos del barrio, empresas y la junta municipal del distrito. Los romeros ocupan tres amplias zonas del Lagarillo Blanco, donde se reparten, igualmente, los distintos colectivos. En la zona principal están ubicadas la asociación de vecinos y la popular Peña El Palustre, que reparten comida «hasta que haya».

Paella, fideuá, pulpo asado y salchichas al vino fueron algunos de los platos que circularon por los bancales. El vino lo puso gratuitamente la firma Quitapenas. El Ayuntamiento de Málaga, a través de la junta de distrito, aporta una subvención para costear la comida y pone a disposición de los organizadores un autobús de la EMT para que puedan subir hasta el mismo lugar de la acampada personas mayores o discapacitadas.

La »subida» empieza a partir de las once de la mañana y durante todo el día hay un notable trasiego de personas -unas van y otras vienen- por el camino pedregoso que lleva al Lagarillo. Algunos dejan aparcados los vehículos en la cuneta. Otros los aparcan en la parte baja de la urbanización Pinares de San Antón, «porque si no la romería no tiene chicha ni »ná»», dice Vicente, que pausadamente camina por un carril, cortado al tráfico por la Policía Local.

La música la puso ayer la panda de verdiales de Teatinos, de estilo Montes, que recorrió las tres zonas de acampada de donde salía un irresistible olor a costillas asadas en barbacoas. Algunos orientales degustaron estos manjares acompañados de tinto de verano.

Sol de justicia

La gente se sube al monte las sillas plegables de las playas y las mesas, y entorno a ellas se reúne en tertulia bajo un sol de justicia y con unas extraordinarias vistas sobre la bahía malagueña. «Parece mentira que estemos en pleno invierno y tengamos esta temperatura», comenta una mujer a otra.

A partir de las cuatro y media de la tarde comienza a levantarse el campamento. La asociación de vecinos pide a los romeros que utilicen las papeleras puestas por el Ayuntamiento para contribuir a la limpieza del lugar. Hay una plena conciencia de colaboración. El año que viene estos paleños pensarán en otra reivindicación y... en volver a pasárselo tan bien como ayer.

2605187 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO