Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
Cirugía para la torre de »Mónica»

24/01/2008.

Concluye la rehabilitación de la chimenea de la antigua fundición de Los Guindos, en la que un enamorado rotuló el nombre de su amada

Francisco de la Torre y Manuel Diaz, escalaron ayer los 96 metros de altura de la chimenea de los Guindos.

Francisco de la Torre y Manuel Diaz, escalaron ayer los 96 metros de altura de la chimenea de los Guindos.

EL alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se llevó ayer tarde a los periodistas al paseo marítimo Antonio Banderas para enseñarles la rehabilitación de la chimenea de la antigua fundición de plomo de Los Guindos, todavía envuelta en una capa tubular y de malla montada para ejecutar los trabajos.

Pero De la Torre, amante de las aventuras -hace unos meses practicó espeleología en la Cueva del Gato-, organizó una expedición a la corona de la chimenea e hizo subir hasta allí -96 metros de altura- al concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, y a los periodistas por las escaleras metálicas que forman el propio andamiaje. «Veréis qué vistas hay de Málaga», dijo el regidor con la experiencia de quien ya conoce tan frágil cima. Y es que la pasada semana subió con los técnicos para supervisar los últimos trabajos.

Entre 12 y 15 minutos se emplea en subir por el andamio hasta arriba del todo. Hace unas semanas lo intentó un electricista y lo tuvieron que bajar mareado porque padecía de vértigo. Una finísima malla amarilla cubre el andamio, una ayuda psicológica para quien tiene la obligación de subir dos veces al día al »creerse» que está metido en un cajón.

La chimenea ha »crecido» en esta restauración, pero no más de su altura original, fijada en 96 metros. En dos intervenciones distintas en el tiempo, la torre fue desmochada en 14 metros. Existía el riesgo de un desplome incontrolado. Ahora, con la rehabilitación, se le devuelven esos 14 metros, aunque, lógicamente, ya no será con los ladrillos refractarios que vinieron de la fábrica de cerámica alemana Fehrbeck, cuando construyeron la chimenea en 1923. En esta ocasión se han utilizado ladrillos rojizo hechos en Málaga. Ya no es necesario que sean refractarios.

Los trabajos de »cirugía» que se han llevado a cabo se han desarrollado bajo la dirección del arquitecto Óscar Ortega Ruiz y del arquitecto técnico José Luis Sánchez Moles. La obra ha sido ejecutada por la empresa Hermanos Campano, S. L., con un presupuesto global de 506.000 euros.

La historia de Mónica

Se ha eliminado de la chimenea la palabra vertical »Mónica» que rotuló hace 15 años un novio enamorado sin más pretensiones que conquistar, o más bien reconciliarse con la que entonces era su novia. Mónica Vallejo. Desde entonces a la chimenea de Los Guindos se le conoce también por la de »Mónica» y el novio, José Carlos Selva, que se colgó desde la cima para pintar el nombre, se casó después con ella. Ambos viven muy felices en Tenerife.

«De aquella anécdota», dijo el alcalde, va a quedar constancia en una placa que se colocará al pie de la torre. También habrá otra explicativa, cuyo texto ha sido propuesto por el presidente de la Asociación en Defensa de las Chimeneas y del Patrimonio Industrial de Málaga, José Antonio Ruiz. Desde lo alto colgará un cable de acero con un péndulo que caerá en el mismo centro del interior. Además de ser un elemento decorativo se podrá saber si la chimenea se inclina con el paso del tiempo.

Queda sólo poner un pararrayos -carecía de ello- para dar por terminada la rehabilitación y empezar a desmontar el andamio, tarea en la que los obreros emplearán dos meses aproximadamente por la dificultad de operar a gran altura.

2389136 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO