Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Maria del Mar Bonet, la voz del Mediterráneo, cumple 50 años de profesión
La cantante inicia con dos conciertos 12 meses de celebraciones

22/12/2016.

Maria del Mar Bonet recordaba ayer sus cincuenta años de carrera en un multitudinario acto celebrado en l»Ovella Negra, el primer local en el que cantó en Barcelona. Y ese fue el inicio de la celebración del medio siglo de actividad profesional en el mundo de la canción que contará con diversas actividades a lo largo del año 2017: conciertos, una exposición, inauguración de un página web y la edición de un disco y un libro. Fuente. Diario El País

Un pastel gigante para celebrar los 50 años de escenarios de Maria del Mar Bonet. /EFE/QUIQUE GARCIA

Un pastel gigante para celebrar los 50 años de escenarios de Maria del Mar Bonet. /EFE/QUIQUE GARCIA

Maria del Mar Bonet recordaba ayer sus cincuenta años de carrera en un multitudinario acto celebrado en l’Ovella Negra, el primer local en el que cantó en Barcelona. Y ese fue el inicio de la celebración del medio siglo de actividad profesional en el mundo de la canción que contará con diversas actividades a lo largo del año 2017: conciertos, una exposición, inauguración de un página web y la edición de un disco y un libro.

 

 

Para arrancar, dos conciertos —mañana y jueves — en un local inusual, la sala de actos de los Lluïsos de Horta. Una elección nada casual ya que Horta fue el barrio en el que se instaló la mallorquina cuando trasladó su residencia a Barcelona para incorporarse a los Setze Jutges. En la presentación de ayer, con su correspondiente pastel con cincuenta velas incluido, Maria del Mar Bonet estuvo acompañada por amigos, compañeros de profesión y algunos políticos encabezados por el President de la Generalitat, Carles Puigdemont, que pronunció unas palabras de agradecimiento hacia la labor de la cantante por haber ayudado a que la cultura en lengua catalana tuviera “un futuro y un presente de credibilidad”. Entre los asistentes, muchas caras conocidas como Lluís Llach, Juanjo Puigcorbé, Lluís Serrahima, los antiguos empresarios de Bonet, Joan Molas y Núria Batalla, Joan Isaac, Manolo García, Quico Pi de la Serra o Colita que inmortalizó el acto fotografiándolo con su teléfono móvil.

 

 

 

Josep Maria Espìnàs evocó aquella “nena joven con una guitarra, una enorme capacidad de seducción en el sentido más amplio de la palabra y una voz temblorosa pero no de miedo sino de emoción”. Espinàs recordó también la satisfacción que supuso encontrar gente joven que podían seguir el camino de la canción profesionalmente y conseguir todo lo que los iniciadores habían soñado, lo que les permitió retirarse a sus respectivas profesiones.

La cantante, visiblemente emocionada, habló del vértigo de celebrar estos cincuenta años de escenarios y de la satisfacción de haber vuelto a entrar en l’Ovella Negra y comprobar que todo seguía igual que cincuenta años atrás. Lamentándose, por contra, de que al pasar por la calle Tusset ya no exista la Cova del Drac, histórico local de los inicios de la nova cançó. “En Barcelona comencé a ser libre”, explicó la mallorquina recordando que vino a la ciudad para estudiar cerámica en la Escola Massana y que animada por su hermano Joan Ramon (uno de los primeros Jutges) y por el matrimonio Lluís Serrahima-Remei Margarit, en cuya casa se quedó las primeras semanas, inició su carrera como cantante. “Para mí cantar no es un trabajo sino un oficio en el que he podido desarrollar mi vocación. Siempre he querido formar parte de las voces del Mediterráneo, una voz más del Mediterráneo y ese mar ha hecho posible colaborar con otros cantantes y creadores con los que siempre había soñado como Mikis Theodorakis”.

Desde el Mediterráneo, Bonet ha saltado ahora al Caribe ya que su inminente disco, Ultramar, está grabado en Cuba con músicos cubanos. Precisamente la presentación de ese disco en el Gran Teatro del Liceo barcelonés el 13 de octubre de 2017 marcará uno de los puntos álgidos del año de celebraciones. Con anterioridad Bonet actuará en el ciclo Barnasants recuperando su colaboración de 1979 con Quico Pi de la Serra y en el Tradicionàrius en 2 de junio con un repertorio de música popular balear. El periodista Jordi Bianciotto publicará en marzo una biografía de la cantante y el claustro de Sant Bonaventura de Llucmajor acogerá una exposición con muchas de las fotografías que su amigo Toni Catany fue realizando a lo largo de toda su carrera.

2437964 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO