Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Marisol da la sorpresa y reaparece en Málaga junto su hija Celia Flores

24/12/2016.

La menor de las hijas de Marisol presentaba su nuevo disco en el Teatro Cervantes, un homenaje a su madre lleno de canciones que marcaron a varias generaciones Fuente. Diario Sur.

Paco Ortega y Celia Flores, artífices del disco y gira homenaje.

Paco Ortega y Celia Flores, artífices del disco y gira homenaje.

Fueron dos destellos, dos brevísimos momentos que convirtieron el concierto de Celia Flores en el Teatro Cervantes en algo histórico y, sobre todo, mágico. La velada, en la que Flores presentaba su último disco, titulado ‘20 años, de Marisol a Pepa Flores’, se acercaba al final, anunciado por la propia intérprete. Una vez agotados todos los temas del álbum, sonó ‘Tómbola’. «Esto ya es una fiesta», dijo Celia Flores, consciente de lo que estaba por llegar. Emocionada durante todo el espectáculo, presentó a los seis componentes de la banda que la acompaña.

Tras acabar el solo del guitarrista José Losada, por el lateral izquierdo del escenario apareció ella, el mito: Marisol. Con una corta melena rubia, pantalón vaquero y chaqueta negra, Pepa Flores se arrancó a bailar los acordes de uno de sus temas más famosos junto a su hija menor, Celia. La reacción del patio de butacas fue instantánea: todos en pie, aplaudiendo a todo un icono cultural de este país, hace décadas retirado de los escenarios y de la vida pública.

Los que se encontraban más lejos del escenario se hacían hueco hasta las primeras filas móvil en ristre para obtener un recuerdo material de aquel instante que parecía mposible estar presenciando. Casi no dio tiempo a enfocar los objetivos. Marisol se retiró de nuevo, pero el entusiasmo del público del Cervantes la obligó a volver a salir a escena. Esta vez apenas se retiró de telón; saludó varias veces y se pudieron intuir la sonrisa y la belleza que una vez cautivaron a toda España, que la encum

 

 

 

Pero Celia Flores no solo estuvo arropada por su madre. Momentos antes de apagarse las luces y dar comienzo el concierto, su hermana, la actriz María Esteve, acompañada por su amigo Pablo Alborán, tomaban asiento en la sexta fila del patio de butacas. Esteve, una vez acabado el ‘show’, corrió a abrazar a su sobrino, Curro, hijo de Celia, que lloraba desconsoladamente tras ver a su madre y a su abuela juntas sobre las tablas.

Celia Flores se propuso anoche demostrar que el legado de Marisol está a salvo en sus manos. Mejor dicho, en su voz, y en los instrumentos de sus músicos, que consiguen renovar unos temas tan incrustados en la memoria colectiva que resulta peligroso cambiar cualquier nota. Pero el resultado es magnífico. La velada comenzó pocos minutos después de las ocho de la tarde con ‘Me conformo’, a la que siguió la animada ‘Mami Panchita’. Entre canción y canción, los vítores de un público que esperaba ansioso una cita que les iba a transportar a su infancia a través de la música de Marisol. «Viva la madre que te parió», exclamó alguien antes de que Celia Flores se dirigiese a su audiencia por primera vez. «Con todo el respeto del mundo» por la figura de su madre, Flores atacó de forma muy flamenca ‘Chiquitina’, el primer corte del álbum que ha conseguido producir gracias a una campaña de ‘crowdfounding’.

Cuando terminó de interpretar la emocionante ‘Balada para la soledad de mi guitarra’, muchos coincidían en exclamar «¡Qué bonito!». ‘Corazón contento’ y ‘Estando contigo’ fueron los temas más celebrados. Ambos estuvieron separados por una pausa que Flores aprovechó para cambiar su atuendo negro por un vestido de lentejuelas. ‘Ahora que te has ido’ y ‘Ven, ven’ emocionaron al público, que vio saciado su apetito nostálgico con ‘Cabriola’ –convertida en una preciosa nana– y ‘Ola, ola, ola’

2662683 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO