Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
D E V U E L T A A C L A S E

09/01/2017.

De regreso al cole, con todas las cautelas en primera línea apuntando al tópico puesto al servicio del acoso y derribo, desde el victimismo de todas las partes, desde los docentes a los educandos, pasando por las familias que van desde el desasistimiento a la injerencia, con los niños en medio del batiburrillo, tan niños como de costumbre, entre una listeza impostada y un abandono a su suerte, muy creciente. Fuente: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Y todo volverá a su ¿inane inercia?, con el aburrimiento y el derrotismo sobrevolando la realidad escolar, a pesar de cuantos rinden y se entregan, van mejorando y evolucionando hasta ser capaces de maquillar unos resultados académicos, versión informe PISA, más o menos aceptables.

De vuelta pues a clase, afrontando lo decisivo que puede y debe tomarse el asunto de la Educación, ¿o no?.

A expensas del desastre consolidado, desde un fracaso continuado que va de un 20% a un 35% de nuestros muchachos que no llegarán a superar el 4º de la ESO.

A la espera del entusiasmo debido, a la labor especializada, entregada, capaz de contagiar a los educandos en el intento sano por aprender.

Porque, tras todos los avances pedagógicos, no podemos y debemos olvidarnos del factor humano, del factor insustituible del respeto por cada uno de todos los niños y niñas que volverán a las aulas, que habrán de crecer en un ambiente colegial estimulante, personalizado, capaz de sacar rendimiento positivo a todos y a cada uno de los alumnos, sin excusas, sin otras justificaciones que no sean las propias del trabajo diario, contagioso y estimulante.

Porque no queda otra, porque habrá que acudir al centro de la propia esencia educativa. Porque todos nuestros muchachos son sujetos y susceptibles del esfuerzo sostenido, desde la vocación y profesionalidad docente, porque cada niño precisa del esfuerzo nada cicatero, por ser capaces de entregarnos a la tarea de entusiasmar, guiar, contagiar, . . . incluso por encima y antes de calificar, sentenciar, acumular fracasos . . .

De vuelta a clase tras las vacaciones de Navidad, en la esperanza, tal vez demasiado ingenua, de que la formación, la educación como un derecho universal y ciudadano no puede soslayarse a partir de estadísticas que además solo reflejan . . .¡el fracaso de nuestros alumnos!, como si ese cataclismo no tuviera nada que ver con la responsabilidad de una sociedad que va acumulando lastre iletrado . . . hasta el naufragio cívico, como poco.



  Torre del Mar enero – 2.016

2524398 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO