Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
El parque de la La Pelusa, una auténtica escombrera en obras

30/01/2008.

La asociación ecologista ´Almijara´ denuncia la realización de una pista que corta el espacio verde, mientras los camiones depositan escombros en el parque

Alumnos del colegio Jorge Guillén, delante de la pista que se adentra en la zona.

Alumnos del colegio Jorge Guillén, delante de la pista que se adentra en la zona.

ALFONSO VÁZQUEZ. MÁLAGA Los alumnos del colegio público ´Jorge Guillén´ en La Pelusa (El Palo) no daban ayer crédito a lo que veían: por el parque homónimo, en el que, desde hace 16 años, los alumnos plantan por esta época pinos, irrumpían las obras de una pista de gran anchura. Los trabajos parten en dos un cerro, situado junto a un edificio en construcción. Y, en medio de la zona verde, dos montañas de escombros.
La pista ha sido denunciada en dos ocasiones por la asociación de monitores ambientales ´Almijara´ a la Policía Local, que ha parado el trasiego de los camiones que utilizaban el parque de escombrera. "Cada vez que pasan los camiones levantan polvareda y, poco a poco, las plantas se van mustiando", explica Miguel Ángel Barba, responsable de ´Almijara´. Otras plantas han ´perecido´ directamente, al volcarles encima la montaña de áridos.
La pista nace en el verano de 2006, cuando un trabajador fallece en las obras del bloque de viviendas, al volcar la máquina en la que operaba. El bloque se está construyendo junto al parque y da al arroyo de La Pelusa (arroyo Witemberg). Urbanismo dio permiso entonces para abrir una pista y recuperar la máquina. "Pero se les advirtió de que luego tenían que cerrarla y reponer las plantas que había allí", cuenta Miguel Ángel Barba.
No ha sido así. Es más, el ecologista cuenta que el tránsito de camiones ha ampliado la pista. "Así se ahorran el dinero de los portes de llevarlos al vertedero", comenta.
"Esta zona verde es de todos y me parece que no debían haber hecho esto, porque nosotros venimos a plantar árboles para que crezca la naturaleza", opina Sandra Díaz, de 12 años, alumna del Jorge Guillén. Por su parte Juan José Molina, otro alumno, se muestra descriptivo: "Aquí antes había árboles y ahora los han tirado todos".
Alonso González, profesor del centro, teme que la pista "se consolide y se convierta en una carretera y se urbanice".
Adolfo García, de ´Almijara´ expresa un temor distinto: "Que esto se convierta en el campito de golf que anuncia el señor alcalde, aunque la Junta de Andalucía, que ha hecho el estudio de impacto medioambiental, ya se lo ha echado para atrás".
En opinión de Miguel Ángel Barba, "Urbanismo tiene una actitud hacia las zonas verdes que las trata como si fueran terrenos baldíos que no sirven para nada porque no se puede construir en ellos".
El concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, que ayer se encontraba en Madrid, comentó a La Opinión que hoy enviará a un técnico para examinar la zona.

2460822 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO