Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
La gitanilla Preciosa baila sones de Paco de Lucía

27/01/2017.

La Biblioteca Nacional acoge una exposición sobre la historia del flamenco basada en sus propios fondos. Una edición príncipe de La gitanilla de Miguel de Cervantes, de 1613, recibe al visitante de la exposición Patrimonio Flamenco. La historia de la cultura jonda en la BNE, que permanecerá abierta en la Biblioteca Nacional de España desde hoy hasta el próximo 2 de mayo. Fuente: Fermín Lobatón

Carmen Amaya. /BIBLIOTECA NACIONAL

Carmen Amaya. /BIBLIOTECA NACIONAL

Las referencias a los bailes de gitanos, a las seguidillas y a los romances de Preciosa sirven a los comisarios de esta muestra para situar el germen del flamenco en el mismo Siglo de Oro. Uno de ellos, el periodista musical Teo Sánchez, justifica esa datación por su concepción sobre el origen de este arte, “que no nace de una noche oscura ni de un acontecimiento telúrico, sino de la evolución y sedimentación de una serie de manifestaciones y danzas populares. El nacimiento milagroso del flamenco no hubiera sido posible sin la tradición musical española anterior”.

 

Junto a la novela cervantina se abre un manuscrito de las Cartas Marruecas, de José Cadalso, y, un poco más allá, el facsímil de un cartel original de 1781: Baile de jitanos. Justo enfrente, luce un grabado de Goya, El Vito, ya del XIX. Son los primeros de los 125 objetos que componen este apasionante y multicolor recorrido por la historia del arte jondo. Para su selección, los comisarios han buceado durante más de un año por los infinitos fondos de la BNE con mucha pasión, pero también con unos criterios definidos. El otro comisario, el también periodista David Calzado, explica que ha sido muy importante elegir elementos que pudiesen aportar algo nuevo, además de que representasen todas las disciplinas en las que se ha reflejado el flamenco: la pintura, el cine, la fotografía y, por supuesto, la literatura.

Otro de los criterios que Calzado dice haber seguido es el de reflejar a algunos artistas que no son especialmente conocidos por el público: escuchar, por ejemplo, a El Mochuelo en cilindros de cera o ver bailando a Carmencita Dauset. La legendaria artista almeriense, que conquistó América, fue grabada por el mismo Edison en 1894, y es la primera mujer que aparece en una película muda. Se trata de una de las joyas de esta muestra, que cuenta con otros seis puntos de visionado de cine en secuencias de un minuto: de Lola Flores y Caracol a Antonio, Carmen Amaya, Antonio Gades o La Paquera de Jerez. Arte flamenco recogido por directores como Serrano de Osma, Edgar Neville, Rovira Beleta, Carlos Saura o Tony Gatlif. Especialmente llamativa es la secuencia escogida del realizador Val de Omar, registrada en 1953, en la que el agua, literalmente, baila al son de la música.La muestra se estructura a través de cinco etapas que le confieren un manifiesto carácter didáctico para neófitos, pero que, a la vez, configuran una atractiva propuesta para el aficionado que, con toda probabilidad, encontrará algún hallazgo inesperado dentro del universo recogido. Tras la señalada primera parada, el flamenco inicia su recorrido conocido en 1847 con el libro Escenas Andaluzasde Serafín Estébanez Calderón, de cuya publicación se cumplen ahora 170 años.

Fiestas y cafés

El arte jondo irá transitando de las fiestas a los cafés cantantes o a la ópera flamenca con Chacón y Torre, Pastora y el maestro Montoya. Mediado el siglo pasado vendrá una etapa de renacimiento y reconocimiento por parte de la intelectualidad y, en el último tercio, el flamenco sin muros que protagonizarán artistas como Paco de Lucía o Enrique Morente, con los que la muestra se llena de color.Cada una de esas etapas tiene su propio reflejo, y la representación de este arte va cambiando de formato. De los discos de pizarra al microsurco, del viejo grabado a la fotografía: Clifford y Beauchy, Gyenes e Ibáñez, que inmortalizan a las principales figuras, y Richard Avedon, que retrata magistralmente a Vicente Escudero; junto a una impactante obra de Antonio Saura, una de las aportaciones del Museo Reina Sofía. El Museo Picasso de Barcelona ha cedido dos obras no especialmente conocidas en las que se revela la pasión flamenca del pintor malagueño

2659697 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO