Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
FRENTE A LA BARBARIE

30/01/2017.

Por la libertad, por la dignidad humana, a la memoria de Paloma Chamorro!. «Antes de poder vivir con otras personas tengo que vivir conmigo mismo. La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno». De «Matar un ruiseñor». Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Frente a la barbarie la ternura y la firmeza. Frente al embrutecimiento y el patriotismo rentable la fraternidad y también la humanidad. Frente a la marea que amenaza con enfangarnos, con aplastarnos, la declaración de nuestros principios, la negativa a cedernos, a plegarnos ante . . . la barbarie.

Frente al nuevo y preocupante fenómeno estadounidense, frente al auge de la extrema derecha, del fanatismo, la xenofobia y el racismo, el puro y casi exclusivo empeño por acumular poder monetario, fomentando la desigualdad que enriquece a unos poco y deja en la exclusión a la inmensa mayoría. Frente al presidente Trump y a su gobierno la firmeza de nuestras convicciones.

Y tal vez por intentar sanear mi embotamiento ante tanta barbaridad, y desde mis lecturas de siempre, a pesar del anonadamiento que me embarga, he decidido, con mucho gusto, volver a releer algunos de aquellos libros que me acompañaron al despertar de la vida, en parámetros de vitalidad y nobleza que jamás he podido olvidar y que agradezco a diario.

Y así me he dispuesto a releer “Las aventuras de Tom Swayer” y “Las aventuras de Huckleberry Finn” del gran autor, inolvidable fabulador, Mark Twain, tan pegado a la realidad de su época, capaz de habernos entusiasmado, seducido y aleccionado contra el racismo que se toleraba como algo natural. Ambos libros los he leído varias veces y siempre he gozado de su lectura, de la humanidad que transpiran estos libros, juveniles y adultos, entretenidos y hondos, humanos, profundamente humanos, que me sirvieron tanto en la primera lectura, cuando yo era un adolescente atolondrado y lleno de ganas de “aventuras” . . . animado por mis héroes de estos libros, Tom y Huck, tan inocentes como determinados, tan libres como entrañables.

Y ahora que los nubarrones de la intolerancia, del racismo y la xenofobia, la falta absoluta de fraternidad universal, el odio consentido y jaleado al distinto, al desfavorecido, al débil, al refugiado, al emigrante, amenazan el panorama en los países supuestamente “más civilizados”, encabezados ahora mismo por EEUU y su presidente Trump, es cuando es más preciso que nunca ir a buscar lo más noble del pasado, de la historia, de la cultura norteamericana.

Y por eso mismo estoy tomando fuerzas, recobrando la firmeza y la nobleza, releyendo estas obras cumbres de la cultura estadounidense.

Y no pararé aquí, porque me interesará volver a leer la novela de Harper Lee, “Matar un ruiseñor”, para gozar de su empaque y de su mensaje, así como poder ver su versión cinematográfica, para poder volver a recrearme en la entereza del abogado Atticus Finch.

Y también, y tal vez en otro orden de valores, aunque estos valores sean universales, humanos e irrenunciables. Y me estoy refiriendo a “Las uvas de la ira, novela, con su versión cinematográfica correspondiente, protagonizada por el gran Henry Fonda; otra obra cumbre que ofrece el espectáculo sangrante de la pobreza absoluta, de la desigualdad insoportable, de la saña que ofrece la explotación del hombre por el hombre.

Y seguiré retomando ánimo y fuerzas de las mismas fuentes donde se ha desatado el espanto y la barbarie.

 

Torre del Mar enero – 2.017

2517597 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO