Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
A N D A L U C Í A
28 de febrero . Día de Andalucía

21/02/2017.

«Los andaluces queremos volver a ser lo que fuimos, hombres de luz, que a los hombres, alma de hombres les dimos». Blas Infante. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Andalucía. Tierra de hombres y mujeres que se levantan a diario para construir Andalucía.

Andalucía, en el alma y el tuétano de los cantes mineros, los cantes marineros, los cantes de siega y cosecha, de fiesta, de amor y desamor, . . . de los cantes sentidos, de los desgarros que claman por el sentimiento de un pueblo que sobrevive a diario, entre fandangos y soleás, verdiales y saetas, bulerías y tangos, tientos y alegrías . . . por llegar al día siguiente, aferrados a las redes de pesca, vareando aceitunas, a jornal y a destajo, lejos de sus tierras y de sus pueblos, desde la ironía que muestra inteligencia y resignación, desde la oficina y el mostrador, desde el chiringuito y la tecnología más avanzada . . . desde la desesperanza que muestra inteligencia y resignación.

Andalucía abocada a un futuro incierto.

Andalucía desde su pasado milenario, humanista, multicultural y . . . sometido, bregando por un presente esforzado.

Andalucía, tierra de sudor y desigualdad, tierra de hombres y mujeres que han de sobreponerse frente a la injusticia social, el retraso secular, incluso ante los dirigentes que aquilatan desde el tópico cruel la perseverancia en el día a día, en la memoria inexcusable, en el coraje inagotable por llegar . . .al día siguiente, siquiera con una sonrisa, siquiera con la dignidad intacta por sentirse . . . andaluces y andaluzas.

Andalucía de Carnaval, mamadores geniales, artistas populares. Andalucía de Semana Santa, de Pilatos y la Madre de dios, a hombros de los currelantes, de los cofrades y en devotas procesiones, a expensas de que un año decidan “bajar de la Cruz” al Cristo del poeta, también andaluz, el poeta, también héroe como miles y millones de andaluces, exiliado de su tierra y de “su cielo azul de la infancia”, el poeta don Antonio Machado, como otros tantos millones de andaluzas y andaluces que suspiran tan lejos de su tierra . . . cuando tuvieron que buscarse el pan fuera de cuentos y tipismos.

Andalucía, tierra de acogida, tierra de quienes arañaron la tierra con su bravura olvidada, a menudo, gente “a la desbandá”, huyendo de amos y señores que también parecen que “es suya” Andalucía y no renuncian a ejercer de . . . amos y señores.

Andalucía tierra de trabajadores, de braceros, de pícaros, de pedigüeños, de jornaleros empeñados en la supervivencia cotidiana, adelantados a su presente, avanzadilla de su fe en . . . Andalucía, y también en . . . las andaluzas y los andaluces.

 

Torre del Mar febrero – 2.017

2603585 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO