Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
NO ES SOPORTABLE . . .

28/02/2017.

«Van a seguir matándonos salvo que entendamos, de una vez por todas, que nuestra obligación es: ser decentes, cuidar las formas y dejar las tetas guardadas en casa». Leila Guerreiro 13 mujeres muertas, asesinadas por la violencia machista de sus maltratadores y asesinos, a la espera de la investigación de dos últimos casos en Valencia y Gandía. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Y mostramos entonces nuestra repulsa más sentida, civilizadamente, una y otra vez, cada vez que ocurre, contra la violencia machista, de género, intolerable, culpable, miserable y vil, . . . aunque en realidad se nos disipe pronto la indignación.

Al cabo son mujeres, solo mujeres, tan sofisticadas, tan calladas y valientes, heroínas anónimas y domésticas, martirizadas a diario, insultadas, golpeadas y heridas, asesinadas, y con todo obligadas a levantarse y continuar para mantenerse bellas, perfectas, fieles . . .

Y por eso admitimos las bromas, los comentarios soeces y humillantes, los requiebros infames, los galanteos burdos y a la moda, las opiniones rastreras y las miradas sucias . . . e incluso admitimos a los dirigentes de realce y relieve, sacerdotes, imanes, rabinos . . . incluidos, valorando a las mujeres, dictando las normas que han de seguir, el recato que habrán de observar bajo pena . . . de ser excluidas, aunque añadan, juren y perjuren que ellos “son los mayores defensores de las mujeres” .

Porque aún no hemos, no han entendido que ellas también saben defenderse, aunque sean agredidas a diario, puestas en la picota de la misoginia y el machismo cobarde, porque también y sobretodo saben ser dueñas de su tiempo, de su cuerpo, de su conciencia, de su ciudadanía ejemplar, de sus esfuerzos . . . salvo que acepten la sumisión predicada y bendecida, por el dictado machista que las pretende mantener sumisas, acobardadas, llenas de cortejos, bendiciones, regalos . . .

Porque ellas son libres e iguales . . . aunque en nombre de una injusta deformación de la realidad de demasiados hombres que no aceptan . . . acompañar, respetar, admirar a las mujeres que . . . no quieren ser sus siervas, sus criadas, sus amantes, “sus tesoros” condenados a la desigualdad que maltrata y asesina . . .

 

Torre del Mar 23 de febrero de 2.017

2517601 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO