Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
«FÚTBOL ES FÚTBOL»

02/03/2017.

Desde luego que no reconozco muy bien el fútbol actual con el que yo gocé, jugué y corrí, «a mi el pelotón que los arrollo», prolongando tardes eternas que se nos pasaban en un suspiro jugando al fútbol sobre un campo de carbonilla, con las porterías señaladas con los jerseys de punto que podían moverse al descuido, para achicar las posibilidades de los contrarios para perforar el horizonte mientras se hacían más pequeñas, y más pequeñas. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Tan felices cómo éramos entonces, cuando el día de la fiesta del colegio los frailes nos dejaban unas camisolas gastadas de tantos usos, y nos creíamos los héroes del balompié, los que aparecían en los cromos; hasta lograr la felicidad insuperable cuando mi padre me llevaba, una vez al año, a ver al Athlétic de Bilbao, a San Mamés, aunque tuviéramos que pasarnos de puntillas todo el partido, junto a otros miles, para poder ver entre hombros y cabezas que se estiraban para no perderse ninguna jugada.

Pero ahora, con frecuencia, no reconozco de qué va el fútbol . . .

Hace unas pocas fechas un jugador de un equipo de campanillas de la primera división española, la mejor del mundo dicen, era citado ante el juez acusado de agresión machista. A partir de ese hecho se practicaron las diligencias oportunas y judiciales sin que, por cierto, en ningún momento el club ni los aficionados de ese mismo club encontrasen a bien un resquicio para manifestar el mínimo reproche al comportamiento machista y violento de su jugador.

De hecho, la última citación ante el juez coincidió con un partido importante, supongo, del club del futbolista imputado en Alemania. El jugador acudió ante el juez por la mañana para a continuación volar, en avión privado puesto y pagado por el mismo club, hasta Alemania para concentrarse con sus compañeros y ponerse a disposición del entrenador. Sin un solo comentario que hubiera manifestado, vana ilusión, el reproche, aunque solo hubiera sido mínimo, por esa supuesta, imputada y puesta a disposición de la justicia de la violencia machista.

Sólo importaba la victoria que, por cierto, se consiguió para festejo de todos los integrantes, directivos, jugadores, entrenador y aficionados: “fútbol es fútbol”.

El año pasado un equipo inglés que jamás había soñado con codearse, siquiera, con los equipos de élite, el Leicester, ganó el Campeonato de liga, gracias al esfuerzo y acierto de sus jugadores y la dirección de su entrenador, Claudio Rainieri.

Al término de la pasada liga inglesa, pues, Claudio era un héroe. En la actual, y tras el transcurso de la misma los resultados deportivos del Leicester no son tan buenos como los de la pasada edición. Sin contemplaciones se ha echado al entrenador Claudio. No hay nada que reconocer, nada que agradecer, sólo importan las victorias. El héroe de ayer sólo es un villano expulsado del paraíso que se creyó vivir eternamente.

En un partido de una liga inferior, jugaban dos equipos, el Real Unión de Irún contra el Atlético Saguntino. Al cabo del partido, un jugador del Real Unión, Thailor Lubanzandio, se dirigió airado al trío arbitral para denunciar la discriminación racista sufrida, a lo largo del encuentro, por parte de un jugador contrario, un discriminación racista de insultos intolerantes y que el citado Thailor denunció en su momento ante el linier.

Parece ser que este jugador estaba realmente indignado, enfurecido e incluso bastante nervioso.

El desenlace del incidente se ha resuelto con una sanción de cuatro partidos, dictada por el Comité de Competición, para el jugador discriminado . . . acusado y condenado por haberse dirigido al trío arbitral de manera inconveniente.

Y uno sigue sin reconocer ciertos comportamientos de ciertas instituciones, aunque uno tenga a bien culminar que . . . “fútbol es fútbol”.

 

Torre del Mar febrero – 2.017

2566568 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO