Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
SOBRE LA GLORIA

11/04/2017.

Dios al cielo, crucificado, bajo la luz prístina y purísima, del abril de la gloria y la pasión. Cristo y su madre, la Virgen por antonomasia, en andas, a hombros de cargadores, voluntarios, cobrando, a la marcha rítmica, Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Dios al cielo, crucificado, bajo la luz prístina y purísima, del abril de la gloria y la pasión. Cristo y su madre, la Virgen por antonomasia, en andas, a hombros de cargadores, voluntarios, cobrando, a la marcha rítmica, devota, entre velones y capirotes, por la penitencia en procesión, ante la admiración, desde los palcos y los balcones, al relance de una saeta que rompa la noche, desgarrada, al redoble de tambores y al estruendo de cornetines y trompetas, con dios y su madre bajo palio, entre oros y diamantes, sedas y bordados, buscando el pasmo del ministro Zoido y del preso liberado por "El Rico", con el ladrón bueno arrepentido y el ladrón malo condenado por recalcitrante.

Procesionando entre vítores y preces, ante el pueblo carbonero, tras las palmas de Hosanna, rey de los pobres, rey de los judíos, rey destronado bajo la corona de espinas, al paso de los pies descalzos arrastrando cadenas, ciega la mirada por una promesa, a merced de sobrecogimientos rotos de emoción y pasión, ante dios y la Virgen, su madre, buscando el consuelo necesario, inaplazable, como si del aliento que nos permita emocionarnos, por intentar ser inmortales.

Al paso acelerado de "los novios de la muerte", a los pies de su "cristo crucificado", mientras mortifican la culpa los monjes en su clausura, a la vez que se alivian los rigores de la semana de pasión y gloria con cañas y tapas de fiesta semanasantera, por un platillo de almendras "salás", por la fe que conmueve a miles y millones, siquiera por un instante de arrepentimiento súbito, por unas lágrimas de emoción festera, de emoción sentida, siquiera por un halo de esperanza tras tanto crimen ritual impune.

Y sobre el escenario montado, ayer mismo en Bayonne, la fiesta arcana de txalaparta entre vítores ancestrales, cada quisqui rumiando la derrota inapelable, haciendo tripas de corazón, celebrando lo incelebrable, entre protagonistas imprescindibles, hombres y mujeres de paz, mientras la enfermedad moral es tan real como si se tratara de una pandemia que no cesa, con la maldad por compañera de viaje.

Porque asusta que un asesino confeso que solo cometía "ejecuciones", condenado hasta 17, el tal Zabarte que no recuerda a quienes "ejecutó", porque a él le desvelan otros asuntos.

Y la crueldad se ha instalado, mientras la primavera luce esplendorosa, entre hipocresías que disculpan, entre autos de fe, el principal mandamiento, porque "si no hay amor" nada vale nada, y se escenifica la pena y la miseria humana, en nombre de un dios que predicó el amor sin paliativos, excusas, sin límites, sin reglamentos ni leyes que maten, ya en primavera, el amor vencido, el amor cantado entre saetas que lucen mucho desde los balcones empiringotados.



Torre del Mar abril – 2.017

2620485 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO