Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
¡QUÉ ASCO!

20/04/2017.

¡Qué rabia, qué pena, qué absurdo! "La violencia de los simpatizantes se cobró este fin de semana la vida de un joven que fue arrojado desde la tribuna tras recibir una paliza de los simpatizantes de su mismo equipo que le creyeron un infiltrado". Y los siguen llamando seguidores, aficionados, simpatizantes, hinchas . . . y sólo son unos miserables que se esconden tras el ardor irracional e inhumano. Sin excusas. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Aunque aún sigan repitiendo eso de "fútbol es fútbol".

Aunque aún los ídolos del balompié sean dioses en sus Olimpos particulares, endiosados, adorados por sus seguidores, hinchas, simpatizantes, hooligans . . . en un alarde extrapolable de los más bajos instintos contra el adversario, el enemigo, el "puta, puta . . .", hasta acabar con él, como sea, por la victoria inapelable, in extremis, desde la trampa consentida hasta el golpe disimulado, desde el insulto obsceno hasta la zancadilla miserable . . . hasta acabar en el pateo inmisericorde.

Por mucho que se saluden los futbolistas de la élite en un paripé que nadie se cree, aunque luego quienes se llevan los millones aseguren de que "todo ha quedado en la cancha".

Mientras se deteriora todo atisbo de humanidad, respeto mutuo y fair play, desde las competiciones futboleras e infantiles en un espectáculo lamentable, a menudo . . . y que nadie con responsabilidad ataja, con contundencia y escarmiento ejemplar, mientras se pegan los padres delante de sus hijos, para que luego se peguen los niños, los jóvenes entre sí, . . .¿por puro arte de odiar al adversario, por el dinero soñado al alcance de los tuercebotas adolescentes?. ¿por ambición descontrolada o por degeneración moral?

Dicen los psicólogos que el fútbol es una válvula de escape. Que se lo digan a los cafres que golpean con intención de hacer daño . . .al árbitro, al seguidor contrario, al adversario, a quien se ponga por delante . . . hasta destrozar a todos y todo.

Y el "fútbol es fútbol" es un grandísimo negocio, muy privado, que nos salpica y enfanga a muchos más de sus propios seguidores.

Y los efectos son demoledores e incalculables. Ahora que dicen que, por ejemplo, las apuestas deportivas on line entre gente joven crecen y crecen hasta casi un 20%, y luego nos hablarán de otro tipo de ludopatía patológica.

Y el fútbol seguirá ocupando franjas horarias de gran audiencia.

Y se seguirán insultando, golpeando, matando de vez en cuando, odiando, al cabo, impunemente, en aras de la impostura cobarde de quienes sobreseirán a los miserables que animan la animadversión de los unos contra los otros hasta el desatino más salvaje.

Habiendo llegado nuestra sociedad a estar inoculada de tanta barbaridad culpable, violenta y cobarde.

En nombre del "fútbol es fútbol".

Y todo para el archivo del olvido, desde las agresiones hasta el último homicidio.

Y qué miedo dan los rostros de ira de los agresores.



Torre del Mar abril – 2.017

2620485 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO