Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
G E R I F A L T E S

30/04/2017.

Yo sé muchas cosas, es verdad. Digo tan sólo lo que he visto. Y he visto: que la cuna del hombre la mecen con cuentos, que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos, que el llanto del hombre lo taponan con cuentos, que los huesos del hombre los entierrancon cuentos, y que el miedo del hombre . . . ha inventado todos los cuentos. Yo no sé muchas cosas, es verdad, pero me han dormido con todos los cuentos . . . y sé todos los cuentos". León Felipe Texto: ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Mi jefe inmediato de cuando yo hice la mili, por cierto en el rompeolas de las Españas, en la capital del Reino, en Madrid, que era un brigada chusquero de colmillo retorcido y ojo a la "birulé", y esto último es tan cierto como verídico, se llevaba todos los días a su casa y de "sobaquillo", tres o cuatro bollos de pan y un par de tarteras llenas del rancho diario de la soldadesca, exactamente de la marinería. Y me acuerdo que me comentaba entonces, como para tranquilizar mis escrúpulos, yo trabajaba en la oficina del Detall, encargada de los suministros y de llevar las cuentas "al detalle" valga la redundancia, que eso se lo permitía porque él iba, sólo un insignificante suboficial, acumulando dosieres sobre todos sus superiores, por si les daba por intentar "llevárselo por delante", defendiendo su parcela de poder limitado, que era inmenso después de todo, porque, al cabo, era quien hacía y deshacía en "El Colegio de Huérfanos de la Armada".

Y él sabía que no gozaba de las simpatías y el aprecio personal de ninguno de sus oficiales, superiores en el rango, a merced de lo que "él había descubierto", fuera lo que fuera, y estaba decidido a usarlo si se veía en aprietos.

El tipo era astuto, desalmado y un trincón de poca monta, sin moral ni conciencia, salvo el instinto que le hacía tan peligroso.

El menú de a diario constaba de tres platos y postre. Uno de ellos era todos los días el mismo: guisantes al vapor. Que nadie probaba y que se ofrecían todos los días, los mismos, de una a dos semanas, para renovar cada quincena, y vuelta a empezar . . . los guisantes al vapor que nadie probaba.

Yo se lo hice ver, infeliz, y me comentó que de esa manera, con un mínimo gasto, los míseros guisantes, la subvención de ese plato suponía un dinero diario extra . . . Por cierto yo lo tenía que reflejar en las cuentas como si se comieran a diario los dichosos guisantes.

Además, enfático, el brigada rijoso y trincón, terminó aclarándome para que no se me olvidara: Recuerda que para que yo pueda mangar un poco, el de arriba, el capitán habilitado, se habrá llevado el doble, y su superior, el teniente coronel, el doble, y así en cadena jerárquica hacia arriba, . . . sin que nada ni nadie altere "el orden lógico de las cosas" y ¿las mordidas?, así que a seguir con los chanchullos y ¡sin rechistar!.

Y en el PP, un partido en el que la jerarquía se observa con sacrosanto respeto y observancia cuasi religiosa , ningún responsable de altura hace como que "se ha enterado de algo". ¡Qué casualidad!, ¡qué lástima!, que inoperancia en tales tipos tan engreídos, tan pagados de su poder, de su infalibilidad cuando dicen y ordenan, de arriba a abajo, hasta llegar a la cúspide, con vértigo para los de abajo. Curiosamente ocurre que cuanto más se asciende en esa jerarquía "menos han sabido de nada ni de nadie".

Y en esas estamos, ¡espantados ante tanta desvergüenza!. ¡Ante tanto latrocinio sistémico, estructural, que ocurrió y devastó las arcas públicas, desde la época dorada de Aznar hasta casi "anteayer"!, ¡escandalizados y hartos de tanta cobardía moral de quienes teniendo poder se niegan a aceptar su responsabilidad política y personal!. Porque sencillamente están achicharrados quienes se han apartado cuando un "subalterno" ha sido pillado trincando, dándose por sorprendidos con esos "casos aislados que ya no están en el partido".

Para que a partir de ese instante el superior, todo un dios en el PP, ya no haya querido saber nada. ¡No cabe mayor vileza!.

Recuerdo que acaba de dimitir Esperanza Aguirre lamentando "haber sido engañada". Pobrecilla, quien ha sido tan desahogada, tan implacable, tan socarrona y tan soberbia, que ahora dice que se va porque ya "ha dejado de ser mínimamente útil a los suyos", porque han cortado la única amarra que la sujetaba afín a la nave nodriza, al PP de Madrid, al PP nacional.

Por cierto los mismos perillanes, perdón patricios y patricias del PP, incluida Cristina Cifuentes, que la aplaudieron cinco minutos seguidos, hace poco más de un mes, con el cinismo mezquino de quienes ya sabían que estaba "enterrada" . . . sin que ella se hubiera enterado todavía.

Y es que ¡ha habido tanto teatrillo barato y maloliente!, como cuando se inventaron aquel esperpéntico "examen" que se sacaron de la manga para "examinar" la probidad de los candidatos peperos a las alcaldías de la región . . .

Y ya no caben en la ciénaga que llamaban charca. Y se calcula que el último batracio, Ignacio González, pudo llegar a "achicar" cerca de 100 millones de euros públicos, para sí y sus próximos, sin que nadie en el partido ¿sospechara, supieran nada . . . ?.

Tan ignaros los fulanos y las menganas del PP que jamás saben nada hasta que ya es tarde y entonces dejan caer al "cómplice". . . de toda la vida.

Y así, sabiendo que si yo "siso, el de arriba sisa el doble y así . . . sin solución de continuidad", como para que se empeñen en seguir contándonos milongas, y haciéndose "los tontos y las tontas" a ver si amaina el temporal, aunque las aguas parezcan bajar muy encrespadas.

Y, por cierto, ¿por qué razón, aunque tarde, Esperanza Aguirre ha tenido que asumir la responsabilidad política y Mariano Rajoy no?. Al cabo "les han fallado tanto los subalternos de confianza a la una como los subalternos de confianza al otro", de cuatro tesoreros los cuatro, de sus manos derecha e izquierda ambas. Vaya con los avispados gestores de esta derecha hocicando sobre el erario público y ¡cabrón el último!.

Tan gerifaltes ellos, tan ingenuos ellos, los gerifaltes poco "enteraos", disimulando . . . los gerifaltes peperos.

  Torre del Mar abril – 2.017

2599875 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO