Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
LA MUERTE A POCO

11/05/2017.

La tortura a sorbos, a plazos, mimetizada, consentida, incluso jaleada . . . Una sociedad secuestrada por las reglas marcadas por un poder económico que dictamina qué o quién es in o out, que espolea el todos contra todos . . . hasta convertir en carne infantil, desgarrada por los colmillos con brackets correctores de la jauría cobarde e ignorante. Advertida pues una sociedad extrema y enferma. Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

A diario, en los programas mediáticos más visto, en los que solo destacan quienes mayores fauces puede exhibir, en un programa abyecto de mala educación, ira desatada, enfrentamiento bajuno y feroz, como si de un espectáculo se tratara, porque, al cabo, es de lo que se trata, de crear espectáculo para enardecer a la audiencia, incendiar las alusiones, explorar los instintos más bajos, porque la share se debe disparar, conducido el espectáculo por los oficiantes que solo son capaces de mostrar su falta absoluta de moralidad y mucho menos de humanidad, porque se trata de despiezar a la víctima en directo, tarde a tarde, día a día, entre risotadas y bromas de sal gorda, mientras se hurga y se hace daño, se ridiculiza y se estrangula cualquier atisbo de dignidad y compasión, porque solo importa, vende y hace números contantes y sonantes el linchamiento en directo.

Un día y otro también. En los medios de comunicación, en los programas más influyentes, más vistos por lo tanto, practicando la hipócrita moralidad de la indignación cuando el horror es muy ajeno y lejano, mientras se practica el desvientramiento en directo, hasta arrancar las vísceras sin problemas, antes al contrario, con delectación . . .

Sabiendo que su ejemplo es imitado, que su espectáculo nauseabundo e inmoral va calando, como un gran espectáculo, en la audiencia, en la población, en los sectores más manipulables, más dependientes, más vulnerables . . . hasta lograr conformar una nutrida tropa de cómplices cobardes y malvados.

Mientras nos escandalizamos cuando, por ejemplo, conocemos un nuevo caso de acoso escolar, de agresión rutinaria, de matonismo gratuito, de respuesta destemplada, inhumana, cruel y despiadada . . . y hacemos que nos duele el miserable espectáculo, mientras consumimos a diario basura telegénica, y creemos que no nos hace daño, que somos capaces de digerirlo, y se nos desbordan los nervios, y cometemos . . . nosotros mismos el acoso indignante que acabamos de . . . repudiar.

Y van muriendo, agonizando, de miedo, de golpes, de insultos, de daño gratuito, de odio malsano y perverso, del mismo tipo que nos televisan a diario sin que lleguemos a notar el efecto narcotizante.

Mientras la muerte inútil acecha en ese gran espectáculo de luz y color, el gran circo de la lapidación en directo.



Torre del Mar mayo – 2.017

2599875 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO