Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
JAVIER VALDEZ CÁRDENAS

23/05/2017.

"Hay hombres que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles". Decía Javier que "había que poner nombre a los muertos". "Cuando la degradación de la vida pública se convierte en una rutina, un acontecer diario de corrupciones y ejercicios fraudulentos de poder, la firmeza democrática es un imperativo del compromiso cívico. La exigencia activa es el modo más directo de oponerse al muro que separa el ámbito social y la vida de la gente. La indiferencia, el silencio, el acomodo y la sumisión pudren la voluntad de convivir, pervierten las actuaciones individuales, abren brechas irreparables y desarticulan las ilusiones colectivas de una sociedad . . . Luis García Montero

Seis periodistas asesinados en México, el último, Javier Valdez Cárdenas, corresponsal del diario La Jornada asesinado a tiros en plena calle, por haber sido "creíble, honesto, incapaz de callar", voluntariamente decidido a denunciar y a contar lo que sucedía y sucede a su alrededor, en el entorno de la corrupción y la impunidad, donde se ha de aprender a "gestionar el miedo y a observar los protocolos de seguridad".

Hasta hacerse imprescindibles, los periodistas que no callan, en nombre de quienes disimulamos que no va con nosotros el horror y la injusticia, el atropello y la codicia criminal.

En 2.016 fueron 74 los periodistas que perdieron la vida en el mundo, asesinados mientras realizaban su trabajo. En 2.015 la cifra había ascendido a los 101. Tuvieron que escapar de los frentes y los lugares "demasiado peligrosos".

Los que nos cuentan "la verdad" de lo que ocurre en los infiernos mundanos, donde los periodistas solo portan sus armas, por lo visto muy peligrosas, su capacidad de contar lo qué sucede, a menudo con el consentimiento y hasta con la complicidad de los propios gobiernos.

"Es evidente que se les toma por objetivos y que son asesinados por ser periodistas".

Javier Valdez Cárdenas escribió, contó y pretendió cuidarse, protegerse, esto último no lo consiguió.

Pero nos dejó su testimonio. Sus libros valientes, sus retratos de las víctimas de la corrupción, el crimen organizado y lo que es peor, la impunidad.

Javier Valdez nos dejó escrito: "Reitero nuestro compromiso con la libertad de expresión y prensa, fundamentales para nuestra democracia".

De sus últimas publicaciones cabría destacar : "Con una granada en la boca", y "Huérfanos del narco", en los que cuenta numerosas historias de las víctimas y de los hijos de las víctimas, con valentía y vocación de contarlo.

Javier Valdez Cárdenas era uno de nuestros imprescindibles.

Texto. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

 

Torre del Mar mayo – 2.017

2699091 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO