Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Actividades y talleres
¡Viva el Teatro!… Nos muestra nuestra vida

26/07/2017.

Reseña de la representación teatral ofrecida por la Asociación De Vecinos de El Palo. Cianuro solo o con leche… (1963) de Juan José Alonso Millán (Madrid, 1936).

Fue el pasado 22 de julio, en una tarde que anochecía suavemente bajo la brisa marina, en el auditorio del Parque Playa Virginia. Desde esas gradas casi grecorromanas (piedra dura, ay, si no llevabas cojines), asistimos de nuevo al milagro del teatro: el público, -lleno casi total- fue reconociendo, en la representación de unas vidas ajenas, su propia realidad vital.

Ante nosotros, y bajo la atenta mirada de la eficaz directora Esther Luque    unos actores casi noveles por escasa experiencia,  fueron encarnando –convirtiéndose en-  de modo bastante convincente, unos personajes que muestran las ansias de felicidad, y sus fracasos, de todos nosotros. Así, desde la primera escena de esta obra (la charla de “la visita”, alrededor de la mesa-camilla) surge la mágica complicidad escenario - público que se continúa en el desarrollo de la trama. No nos resultan nada ajenos sus conflictos familiares, el poder de unos sobre otros, la estrechez de miras de quienes pretenden, amparándose en tópicos y prejuicios,  condicionar comportamientos y entorpecer proyectos e ilusiones. Reconocemos como algo propio de nuestras propias vidas a esas mujeres y hombres sojuzgados, y se nos revela lo absurdo de los duros convencionalismos que tienen que acatar. Entonces, nos identificamos –como cómplices - con los amores “inaceptables” de la joven nieta Justina y  su marido Lermo;  o con los trucos del médico (Enrique) y su amante (Marta), o los del abuelo moribundo (Gregorio) para burlan la avaricia y el poder de la  familia; asumimos la ingenuidad rota por el engaño,  la juventud impaciente o las penas e insatisfacciones de la vejez.

Para embaucarnos con la ficción de realidad, el autor se ha decidido por la comedia. Ante nuestros ojos, y oídos, sus personajes, rotos y desgraciados,  se salvan gracias a la ironía y la burla, en situaciones algo surrealistas donde intentan resolver sus fracasos. Su rebeldía hace saltar por los aires lo grave de sus penas cuando provoca la divertida y jocunda respuesta de los espectadores, ya implicados en sus vidas. Por eso, cuando en los diálogos brota la presencia de la muerte, como en el personaje del detective (que hace doblete: Marcial y de Llermo), magníficamente conseguido por el actor,  o en la constante amenaza del archipresente cianuro, solo o con lecheque ofrece la nieta, otra interpretación destacable,  las carcajadas estallan en el público, y consiguen el triunfo de la vida.

Los cariñosos aplausos fueron la fiesta colectiva final que, como siempre, une a actores y espectadores, que compartieron, ya juntos, infelicidades y deseos de gozo. Se produce por fin la catarsis. A pesar de todos los problemas, el final es un ¡Viva la vida!

Todo eso, y más, y de manera totalmente desinteresada, nos lo ha regalado el Grupo de Teatro de la Asociación de vecinos de El Palo, a beneficio del Comedor Escolar SAFA-ICET.  Esperamos que sigan los éxitos en sucesivas representaciones.

María Dolores González Cantos.

Elenco de la obra:

Adela: Antonia Maldonado

Laura: Alicia Baca

Enrique: Paco Leal

Marta: Mª Carmen Sánchez

Justina: Alicia García Cabrera

Marcial: Eduardo Gonzalez

Llelmo: Eduardo Gonzalez

Gregorio “El abuelo”: Antonio Rodriguez Carmona

El sátiro de Extremadura: Manuel Ibañez

Veneranda: Cecilia Cao

Socorro: Mercedes Pirez Silvera

Dirección: Esther Luque

Ayudante de dirección: Luis Miguel Bonet

Atrezo: María del Carmen Diaz

Tramoyista: Rodrigo Muñoz

2620482 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO