Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Personajes populares
ALBERTO SUÁREZ SUAREZ (PIPI)

30/03/2008.

la Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo en su proyecto cultural de realizar perfiles biográficos de personajes del barrio que se han distinguido en valores sociales, culturales y otros aspectos que sean aportación para la historia de la barriada, incorpora el perfil de Alberto Suarez Suarez. Fecha de emisión.30/03/2008 visitas realizadas. hasta la fecha, 27/10/13,3.646. 12/11/16. visitas. 5.478

ALBERTO SUÁREZ SUAREZ (PIPI)

 

            El 8 de Diciembre de 2001, con 63 años, de forma repentina, Pipi dejaba a un gran número de amigos y compañeros, que a lo largo de su vida se había ganado por su humildad, simpatía, y generosidad; y que pese a los años trascurridos, sigue recordándole su “sana amistad”.

            Nacido en San Frechoso (Sotrondio), pueblo minero de la cuenca del Nalón en Asturias, en una familia numerosa  (8 hermanos), pierde a su padre con pocos años en accidente minero. Al igual que otros niños asturianos, también de padres fallecidos en accidente de trabajo (entre ello su hermano José, el Pipi original), consiguen beca para su formación por el Ministerio de Trabajo.

 

            En el curso 1950-51, llega Pipi al Instituto Católico de Estudios Técnicos (ICET) que, en las playas del Palo (Málaga), había fundado unos años antes el Jesuita Padre Ciganda, para educación de los niños de la barriada, pero que con la fuerza creadora del buen jesuita navarro, se había convertido en un prestigioso centro de Formación Profesional, y que en aquellos tiempo tenía en su internado una verdadera ONU de hijos huérfanos por accidente de trabajo de todas la Regiones de España. En el curso 1954-55 alcanzó Pipi el titulo del ICET, equivalente al de “maestro Industrial” actual.

 

En paralelo con sus estudios y compaginándolo adecuadamente, formó parte como elemento destacadísimo del equipo de fútbol del ICET, que desde la inauguración del Campo de San Ignacio en 1953, militaba con éxito  en el Campeonato Regional de Málaga. Las excelentes condiciones técnicas y la enorme vocación de Pipi, no pasaron desapercibidas para “las gentes del fútbol” y en 1955 el málaga se interesó por su fichaje. Tras el permiso de su extraordinaria madre Ana, que delego en el padre Serna, entonces director del ICET, la  concreción del contrato, pasando a formar parte de la plantilla del Club Deportivo málaga. La carrera del futbolista, que seria su vida, empezó de forma importante

Juan Cortes, en un articulo escribio entre otras

 

"A los diecisiete años habia firmado por el Málaga. Unia calidad técnica con espiritu activo en el terreno de juego. No era un goleador nato, pero siempre proporcionó al Málaga una buena renta de tantos. Dominaba el balón  y tenia clara.visión del juego. Sabia lo que podia hacer. Y lo hacía.

"Fimé un contrato por tres temporadas a razón de cincuenta y cinco mil pesetas la primera, sesenta mil la sengunda y mil duros más la tercera".

Si Pipí había asegurado al máximo sus opciones económicas, el Málaga no se le había quedado a la zaga. Porque para ello supo comprometer al jugador para que en el momento  de la firma, después de haberle concedido lo que el joven pedía, quedarse cn la importante baza de disponer de sus fichas como amateur y como profesional.

No fué preciso jugar esa baza. Pipi fué el causante de que este no pudira ocurrir, porque rapidamente la ficha de profesional estuvo en curso, todo a causa de que Alberto Suárez habia defendido en el terreno de juego su valía como jugador mejor, mucho mejor aún , de lo que defendió en el terreno de la conversación sus conveniencias economicas. Triunfó Pipi y acertó por completo  Pepe Mancera. Pipí tapó  la salida a cualquier tipo de estratagema y se convirtió rápidamente en el ídolo de los aficionados malagueños, que desde el primer momento víbraron con su juego en el estadio de la Rosaleda ".

 

Siete temporadas jugó Alberto Suárez en el Málaga - casi doscientos partidos oficiales y más de medio centenar de goles desde que marcó en su debut en Puente Genil el 9 de Septiembre de 1956 con empate a uno-. El 17 de febrero del 63 suscribió el gol número 200 del equipo malacitano en la división de honor. Se lo hizo al deportivo de La Coruña en Riazor. Su fichaje en el once blanquiazul es posiblemente el único que se haya negociado en España a través de un sacerdote.

 

Su paso por el Málaga fue, como saben todos los malagueños, brillante, se convirtió en la figura del equipo, siendo enseguida el preferido de la afición, y respondiendo a ello con su cariño a la ciudad, transformándose en un asturiano/malagueño. En esa fase contrajo matrimonio y llegaron los primeros hijos, creciendo su cariño al Palo y a Málaga. Su adopción estaba confirmada.

 

            En 1963, el Real Madrid, Campeón de Europa, quizás el mejor equipo del mundo entonces, se interesó por este interior, que estaba demostrando su categoría de jugador de primera división, y consigue su fichaje. Pipi con 25 años, tiene la  oportunidad de demostrar su valía al lado de los más grandes:  Di Stefano, Puskas, Gento…, y con decisión acepta el reto. Su paso por el Real Madrid no fue todo lo exitoso que él esperaba, la importante plantilla y las frecuentes lesiones no permitieron la deseada continuidad, no obstante tuvo tardes destacadas durante su estancia de tres temporadas. En 1966 fichó por el Sevilla, pero nuevas lesiones le obligaron a dejar la práctica del fútbol antes de lo previsto.

 

Como no puede ser de otro modo, vuelve a su entrañable Málaga y orienta su vida profesional a lo que ha sido y es su pasión, el fútbol, negocios de venta de material deportivo, que le hacen estar y sentir el deporte ; contacto con equipos, colegios, amigos, practicante. Eso le mantiene en su “salsa” y le permite aconsejar y orientar. A su vez sigue practicando deporte, el fútbol y el tenis principalmente, para mantenerse en adecuada forma física.

 

            Hasta aquí un breve repaso de ¿Qué hizo?, pero lo más importante para los amigos y compañeros, fue ¿Cómo lo hizo?, lo hizo con entusiasmo, con sufrimiento, con generosidad y con humildad.

 

CON ENTUSIASMO, con alegría, con entrega a su profesión a su completa preparación, a la disciplina que supone el fútbol profesional, con atención constante a su actividad, de su Málaga y de su Real Madrid, su participación en todas las manifestaciones deportivas que conocía con absoluta disponibilidad y actitud positiva para la mejora  de la practica del deporte y en especial del fútbol.

 

            CON SUFRIMIENTO, pues la vida le deparó serios reverse. A la temprana pérdida de su padre, en su infancia, se sumo la pérdida de su primera esposa Araceli), cuando su vida ya enfocada en su querida Málaga era apacible. Aun más, (también perdió en accidente de tráfico a su joven hijo Jesús, que le supuso grandísimo pesar. Pipi supo resarcirse y continuar respondiendo a sus obligaciones profesionales y familiares.

 

            CON GENEROSIDAD. Es esta su virtud más destacable, lo suyo era “dar” sin esperar nada a cambio, ya fuese dinero, ya fuese tiempo aún más importante. Su participación en empresas de otros no siempre le produjeron beneficios. Su apoyo a proyectos como el “Centro Asturiano de Málaga”, “Peña Malaguista”, “Peña Malagueña” … Su entusiasmo y dedicación. Su permanente atención a todos los “antiguos alumnos del I.C.E.T.”, que desde todas las regiones de España, sabían tener en “calle la Bolsa” a su embajador para atenderles y obsequiarles. Sus préstamos no siempre resarcidos. Su disposición permanente a  invitar al “cafelito”, le hace inolvidable.

 

            CON HUMILDAD, y todo con naturalidad, con sencillez, con alegría, no dándole importancia, sencillamente era así, como él entendía la convivencia social. Sus éxitos no le envanecieron, no renunció de su humilde origen en la “Cuenca Minera Asturiana”, y ejerció de “malagueño simpático y generoso”. Norte y Sur con sus virtudes y defectos.

 

            Ahora, en los jardines de Playa Virginia, en el Palo, Málaga, su segunda esposa (Laly) y su hija Begoña pueden observar una placa en la que se indica que dichos jardines ha cambiado de nombre y que les recuerdan a su querido marido y padre, con el orgullo del reconocimiento popular. A la nueva denominación de los jardines y a la instalación de la placa en 2002 asistieron el Excmo. Sr. Alcalde de Málaga, D. Francisco de la Torre, la concejala paleña, Alejandra Aranda, (artífice de la gestión), José Caparrós Lupiáñez, (exdirector del ICET y primer solicitante de la distinción), su hijo José Alberto que pronunció emotivas palabras, familiares y amigos.

 

            Las cenizas de PIPI se han esparcido en la “Rosaleda” (campo de fútbol del C.D. Málaga y de sus mayores éxitos) y en la orilla del mar Mediterráneo, delante de su “querido ICET”, y sigue muy presente en Asturias y en Málaga y en los corazones de todos los amigos que dejó en toda España por su sencilla y plena forma de vivir.

 

Nota: En galerías de foto de nuestra web en el album    360  con nombre de Alberto Suárez PIPI , se encuentra un reportaje de dicha persona.

 

Pinchar aquí

2656136 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO