Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias del Barrio
Vecinos de El Palo denuncian que estafadores exigen dinero por la entrega de paquetes que no pidieron

03/05/2008.

Los timadores acuden a las casas y fingen llevar un envío dirigido a otro miembro de la familia, por el que piden entre 40 y 50 euros La Comisaría del distrito Este investiga varios fraudes en la zona

Suena el timbre de casa. Tras la mirilla, un hombre con buena presencia explica que trae un paquete dirigido a otro miembro de la familia. Cuando consigue que le abran la puerta, el falso repartidor se cuela en la vivienda y exige un dinero a cambio del porte. Para hacer más creíble el teatro, simula una conversación telefónica con el destinatario, tras la que vuelve a pedir la cuantía y saca una hoja en blanco para que la víctima del engaño le firme y le escriba el número de DNI. La sorpresa llega al abrir la caja y descubrir que está vacía. Para ese entonces el timador ya está bien lejos con los 45 euros en su bolsillo.

Vecinos de El Palo han alertado a este periódico de la proliferación de esta estafa entre los residentes de la barriada. Por su parte, fuentes de la Comisaría del distrito Este han reconocido haber recibido un par de denuncias de timos de escasa cuantía, «de entre 40 y 50 euros» realizados a través de este »modus operandi» que -según confirman- ya están investigando.

Objetivo: amas de casa

Sobre el procedimiento, una de las vecinas afectadas asegura que los estafadores suelen tocar a la puerta entre las 13.00 y las 14.00 horas y que se dirigen principalmente a amas de casa mayores, como fue su caso. Ella misma lo relata: «Estaba en casa cuando un señor muy bien vestido tocó y entró sin pedir permiso diciéndome que traía un paquete para mi hija y que le tenía que dar 45 euros. Como empecé a hacerle preguntas porque no me cuadraba, me pidió que llamara a mi niña por teléfono. Entonces se la pasé e hizo como que estaba hablando con ella», detalla.

Tras la conversación fingida, el supuesto repartidor volvió a insistir para convencerle de que le diera el dinero. Sin embargo, esta señora tuvo la suerte de que llegó su hijo a comer. «Al verle, se quedó cortado y se fue. Pero antes me pidió que le pusiera mi firma y mi DNI en un trozo de papel. Cuando se fue llamé a mi hija y me aseguró que no había hablado por teléfono con nadie. Entonces entendí que era un timo», añade la afectada, quien matiza que su caso no es el único.

Otro timo en quioscos

El esquema que sigue la estafa denunciada por los vecinos de El Palo guarda muchas similitudes con la que estos días han sufrido medio centenar de quiosqueros de la capital. Según han manifestado, un individuo se acerca al quiosco cuando no está el dueño, sino algún familiar de éste. «Llega afirmando que pertenece a una empresa de distribución y que viene a cobrar unas facturas», señaló a SUR Guillermo Montañez, quien regenta un quiosco en la calle Juan de Ortega, en Los Ramos, y ha sido víctima del fraude.

Cuando la persona que atiende el quiosco dice no saber nada de factura alguna, el estafador finge llamar al dueño, y también simula una conversación en la que el propietario le da permiso para cobrarla en el mismo momento. El estafado busca entonces entre los albaranes, y el timador sólo tiene que elegir uno de ellos, diciendo que es el de su empresa. Varios quiosqueros sostienen que se trata de dos timadores y que escapan en un vehículo de color verde. La Asociación de Vendedores de Prensa de Málaga y Provincia (AKIMA) ha pedido a sus asociados que extremen las precauciones ante este engaño, detectado en el Puerto de la Torre y El Palo.

2468255 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO