Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Ecología y medio ambiente
Las playas de Málaga se regeneran con tierra mientras que en otras zonas se usa arena de fondos marinos

18/05/2008.

El Ministerio de Medio Ambiente ha financiado extracciones de calidad para acondicionar y mejorar el litoral de Barcelona, Valencia y Canarias La estabilización del área de baño entre El Morlaco y La Malagueta se hará con áridos terrestres

SACABA BEACH. Varios montículos de arena negra del metro ocupan una parte del nuevo paseo marítimo a la espera de ser vertida en las playas.

SACABA BEACH. Varios montículos de arena negra del metro ocupan una parte del nuevo paseo marítimo a la espera de ser vertida en las playas.

Mientras que otros puntos turísticos de España regeneran sus playas con arena procedente de los fondos marinos, que es de mejor calidad que la terrestre, en la Costa del Sol se emplea arena de ríos y pantanos y, en algunos casos, hasta la que procede de obras, como los aparcamientos subterráneos o la del metro de la capital.

El Ministerio de Medio Ambiente, que es el competente en esta materia a través de la Dirección General de Costas, adjudicó a finales del pasado año las obras de estabilización de las playas de Barcelona por un importe de 18 millones de euros. El proyecto prevé la extracción de unos 852.000 metros cúbicos de arena «procedente del yacimiento localizado entre los puertos deportivos de Premiá y Masnou y su posterior acondicionamiento en las playas afectadas». Además, se procederá a la creación de una nueva playa. En otra actuación de mejora en las playas de Cambrils (Tarragona) se emplearon 50.000 metros cúbicos de arena de origen marino.

No es este el único caso en España en que se emplea arena dragada del fondo del mar. En Candelaria, en la isla de Tenerife, el Ministerio de Medio Ambiente sacó en enero a información pública el proyecto de regeneración de la playa de Punta Larga, donde se llevará a cabo un relleno al abrigo de los diques de defensa. «Este relleno estará formado por arena procedente de dragado», señala una nota de prensa del propio ministerio. El volumen total de material de relleno será de 365.341 metros cúbicos, creándose una nueva playa seca de 500 metros.

Las playas del Levante español también se han beneficiado de aportes procedentes del fondo del mar. Por un importe de 2,5 millones de euros se han licitado obras para las playas de Cullera, Tavernes de Valldigna, Bellreguard, Miramar y Piles, que se cubrirán de 48.300 metros cúbicos de arena extraídos «al norte del dique de abrigo del puerto de Cullera».

En otros casos, como el de Rianxo (La Coruña), la arena vertida en sus playas ha procedido tanto de origen marino como de cantera, en función de cómo se adapta mejor a las condiciones ambientales de cada playa.

El propio ministerio informa de que estas actuaciones forman parte de su política «para recuperar el litoral español, respetando las características medioambientales y paisajísticas de cada zona, y facilitando el uso y disfrute de la costa a todos los ciudadanos».

Esa política no la ha aplicado en el caso de la provincia de Málaga, donde licitó los trabajos de aportación de arena dentro del plan trienal 2007-2009 y no contempla extraerla de los fondos marinos. Los 631.100 metros cúbicos que se emplearán para regenerar 27 playas del litoral malagueño provienen de los ríos Guadiaro, Verde, Pereilas, Guadalhorce y Guadalmedina; de los arroyos Totalán y Benamargosa, y del pantano de La Viñuela. Así figura en el proyecto de Medio Ambiente, aunque se ha anunciado que se van a extraer 8.000 metros cúbicos de las bocanas de las dársenas de La Bajadilla y Estepona para las playas de La Fontanilla y la del Cristo.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Málaga, a través de la delegación de Playas, ha detectado que se están haciendo aportaciones de tierra procedente de las obras del metro y, en otras ocasiones, incluso de los aparcamientos subterráneos. «Están echando la arena tal y como está saliendo. Es decir, sin lavarla, sin cribarla y sin tratarla, cuando lo que se echa es una arena muerta», se queja la concejala de Sostenibilidad y Playas, Teresa Porras.

El jefe provisional de la Demarcación de Costas de Málaga, Ángel González, precisó que en otras ocasiones sí se ha recurrido a esa arena para una solución puntual por los daños causados por el temporal, pero que actualmente se está aportando en La Caleta arena procedente de la desembocadura del Guadalhorce. «Ocurre que había que esperar a que el mar la batiera, que era cuando se podía ver el agua algo marrón, pero ahora creo que está bastante bien e invito a cualquiera a que pasee por allí y lo compruebe», reta González.

Los usuarios de La Caleta -en verano acuden entre 7.000 y 10.000 personas al día- tendrán que esperar al año próximo para disfrutar de una mejor playa. El proyecto de estabilización y regeneración está en Madrid pendiente a ser adjudicado -las elecciones y los cambios en el ministerio han influido en esa ralentización- por lo que las obras empezarán después del verano.

El proyecto, que tiene un presupuesto de 10 millones de euros, pretende «estabilizar definitivamente la zona de levante de la playa de la Malagueta». Para ello, se prolongará el espigón en 60 metros y se construirá a continuación un dique sumergido de 200 metros. Además, se reforzará el dique exento existente.

Con estas medidas técnicas se quiere conseguir una línea de defensa ante los temporales de levante. Así, el mar bravío no dará directamente »el bocado» a la costa, sino que, tras pasar por esa barrera, el agua llegará más mansa a la orilla, con menos fuerza, y evitará que se »coma» la arena. Por otro lado, la playa seca de La Caleta se ha quedado reducida a 15 metros aproximadamente y la idea es que tenga unos 50 metros de anchura.

Solución cuasi definitiva

Esta es una actuación importante como solución cuasi definitiva. Pero antes de que las obras se adjudiquen ya surgen las primeras discrepancias entre las dos administraciones. En el proyecto figura que se hará una aportación a la playa de La Caleta de unos 500.000 metros cúbicos de arena de procedencia terrestre, concretamente de los ríos Benamargosa y Guadalhorce, que será cribada y lavada previamente. «Esta arena va a quedar estable y es muy buena», asegura el jefe accidental de Costas.

Pero el Ayuntamiento exige «que se eche arena de la máxima calidad, y si hay que dragar, pues que se drague», opina Porras. El diputado socialista Miguel Ángel Heredia, especializado en las infraestructuras de Málaga, pregunta por qué el Ayuntamiento malagueño no presentó ninguna alegación durante el periodo de exposición pública. Desde la Concejalía de Playas se dice que había un compromiso del anterior jefe de Costas para verter arena de la máxima calidad en La Caleta.

Para Porras, es una excelente ocasión para que el Ministerio de Medio Ambiente aporte en esta playa arena del fondo del mar como ha hecho en otros lugares de España. «¿Por qué se hace en otras playas y en Málaga no?», se pregunta.

2391335 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO