Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Ecología y medio ambiente
Málaga sufre la mayor subida del nivel del mar del Mediterráneo

18/05/2008.

El crecimiento fue superior al del resto del litoral español en los últimos quince años. Hasta 1970 el aumento era más pausado que en otros puntos debido a la confluencia de presiones atmosféricas. Los especialistas apuntan a una convergencia de factores y alteraciones

Urbanismo. La edificación y la creación de playas resta protección frente a los temporales

Urbanismo. La edificación y la creación de playas resta protección frente a los temporales

LUCAS MARTÍN. MÁLAGA El nivel del mar ha experimentado una subida espectacular en la provincia en los últimos quince años. Según el Centro Oceanográfico de Málaga, se trata del punto con el crecimiento más acusado de toda la franja mediterránea del país. Las razones -algunos aluden al urbanismo sin recato, otros a peculiaridades climáticas- no son evidentes, pero los números sí y hablan de un promedio ni siquiera superado en el arco levantino: diecisiete centímetros en el periodo comprendido entre 1990 y 2005.
Jorge Baro, responsable del organismo, explica que el fenómeno no se aviene con explicaciones sencillas. Las peculiaridades de Málaga no varían tanto de otras zonas del litoral español, ni siquiera si se atiende a la intervención humana. Al parecer, la diferencia de valores es producto de la convergencia de influencias, algunas de ellas no imputables directamente a la gestión del territorio.
Una de las posibilidades más señaladas, apunta el experto, reside en la evolución de las primeras décadas del pasado siglo, que estuvo marcada por la acción de las presiones atmosféricas sobre las aguas. Una peculiaridad que ralentizó el crecimiento del nivel del mar en Málaga hasta 1970. "En esa fecha la subida era bastante menor que en el resto del Mediterráneo y ahora se ha acelerado", precisó Baro.
La interconexión de fenómenos y la sensibilidad del medio impide establecer una relación de causalidad a la hora de explicar el crecimiento. En el último siglo, la Costa del Sol ha acumulado capítulos con incidencia en las aguas. Desde la construcción de presas a la desaparición de las playas, existe un amplio inventario de nuevas variables. Algunas de ellas con resultados metamórficos en la fauna, que ya empieza a constatar el cambio de especies predominantes. Sobre todo en lo que respecta a pequeños pelágicos como el boquerón, mucho más escaso en la actualidad que en los años en los que dio nombre a la mesa malagueña.
"Está claro que el descenso de comunidades como el boquerón ya no se debe sólo a la pesca indiscriminada, que se ha mantenido estable en los últimos años", razona el especialista. Entre las causas habría todo un mundo: el aumento de temperatura, el oportunismo de especies con mayor de adaptación, y la alteración de la confluencia con el agua de los ríos, que ya no llega con el mismo nivel de salinidad.
Precisamente, este último punto está relacionado con otro conjunto de factores, entre los que destacan algunas construcciones como las presas, que frenan el flujo de sedimentos fluviales, lo que también contribuye a la desaparición de las playas. "El equilibrio biológico es bastante delicado y hay muchos fenómenos que influyen", reseña Baro, que reconoce, no obstante, que la protección ha mejorado notablemente.

2461045 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO